Los anuncios de más de 300 compañías y organizaciones que promocionaban a nacionalistas blancos, nazis, grupos pedófilos, teorías de conspiración y propaganda de Corea del Norte se transmitieron en canales de YouTube, según una investigación de CNN. Ésta es la segunda vez que la plataforma, propiedad de Google, se encuentra en problemas por no poder controlar en qué contenidos aparecen los comerciales de sus patrocinadores.

Empresas como Adidas, Amazon, Cisco, Facebook, Hershey, Hilton, LinkedIn, Mozilla, Netflix, Nordstrom  y Under Armour pudieron financiar algunos de estos canales extremistas y violentos a través de los anuncios que pagaron en YouTube,  sin siquiera saberlo.

Muchas de las compañías a las que entrevistó CNN dijeron que “no sabían que sus anuncios se habían colocado en estos canales y estaban investigando cómo terminaron allí”.

Una de las compañías, Under Armour, pausó su compra publicitaria en la plataforma después de que se les notificó que sus anuncios aparecieron en un canal nacionalista blanco de YouTube llamado «Esposa con un propósito».

«Tenemos sólidos lineamientos dirigidos por los valores morales  y estamos trabajando con YouTube para entender cómo se pudo haber escabullido nuestra publicidad. Tomamos estos asuntos muy en serio y estamos trabajando para rectificar esto de inmediato», dijo un portavoz de Under Armour.

Es la segunda vez que YouTube coloca los anuncios de las grandes empresas en contenido controvertido o extremista, a pesar de las configuraciones destinadas a proteger a los anunciantes. Según CNN, los incidentes han planteado dudas sobre si YouTube puede proteger adecuadamente la integridad de los anuncios y las marcas, o si sus sistemas automatizados significan que los anunciantes siempre estarán en riesgo.