La Unión Europea (UE) publicó un documento en el que esboza las pautas que las redes sociales deberán seguir para enfrentar la crisis de las noticias falsas. Las pautas serán obligatorias y, de no respetarlas, las plataformas digitales enfrentarán una“regulación” más severa.

“Las empresas de medios sociales como Facebook o Twitter deben detener las noticias falsas en línea o arriesgarse a exponerse a las nuevas regulaciones de la UE», dijo la comisión el jueves. 

Menciona Bloomberg que las declaraciones se produjeron en medio de temores de que Rusia realice otro supuesto intento de influir en las elecciones del Parlamento Europeo en 2019, tal como lo hizo mediante una campaña dirigida por bots en 2016 para menoscabar la campaña de Hillary Clinton. 

Asimismo, la UE especificó que los gigantes de redes sociales deberán suscribirse a un «Código de prácticas sobre desinformación» antes de julio. El Código incluirá criterios para identificar noticias falsas y medidas para evitar su propagación en línea. Las medidas incluyen: mayor escrutinio de las ubicaciones publicitarias y de las cuentas falsas para darle a los usuarios la capacidad de rastrear el origen de la información.

Después de julio la Comisión monitoreará los esfuerzos de las compañías para poner el código en práctica y, de este modo, decidir en diciembre si se necesitarán nuevas acciones. También se establecerá una red independiente de inspectores de datos en toda Europa para identificar las noticias falsas.

El comisario de Seguridad de la UE, Julian King, dijo que la decisión de combatir las noticias falsas no significa censura: «Con la regulación no apuntamos a la libertad de expresión, ni a la libertad de estar en desacuerdo”, dijo.