El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, que apenas terminó su interrogatorio en el Congreso de Estados Unidos, recibió una solicitud el lunes de Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, para que testifique frente a otro grupo de congresistas y senadores. 

«Las audiencias de Facebook demuestran que persisten las preocupaciones sobre el cumplimiento de los estándares de privacidad de datos de la Unión Europea (UE)», dijo Tajani en un tuit publicado el jueves. «Confiamos en que el señor Zuckerberg también esté dispuesto a responder nuestras preguntas, demostrando que está igualmente comprometido con rendir cuentas a los ciudadanos europeos».

De aceptar la cita pondría a Zuckerberg  cara a cara con algunos de los críticos más duros de la industria tecnológica, mismos que desde hace un par de meses han promovido iniciativas para multar a las compañías por maltratar la información confidencial de los usuarios.

La invitación de la UE llegó un día después de que Zuckerberg testificó durante aproximadamente 10 horas frente a dos paneles de legisladores estadounidenses. Principalmente habló sobre Cambridge Analytica, una firma de análisis de datos que accedió sin autorización a la información personal de 87 millones de usuarios de Facebook. “Fue la primera aparición del ejecutivo de Facebook en Capitol Hill, donde los legisladores rara vez invitan e interrogan a ejecutivos de tecnología”, señala The Washington Post.

“Al igual que sus contrapartes en los EE. UU., los funcionarios de la Unión Europea están furiosos por los percances de privacidad de Facebook», dijo el miércoles Věra Jourová, comisionado de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE. “Los reguladores que estudian Facebook y Cambridge Analytica necesitan saber mucho más sobre lo que sucedió”.

En Europa los organismos de protección del consumidor de la región han desafiado a los gigantes tecnológicos estadounidenses en diferentes ocasiones;  penalizaron a Google con $ 2.7 billones por competencia amenazante y cobraron a Apple más de $ 15 billones por no pagar; en mayo multaron a Facebook con $122 millones por engañar a los reguladores sobre la forma en que planeaba manejar los datos del usuario después de adquirir el servicio de mensajería WhatsApp.

“El próximo mes, os reguladores de la UE comenzarán a aplicar un nuevo conjunto de reglas, conocidas como GDPR, que buscan restringir las formas en que las compañías tecnológicas recolectan y monetizan la información personal de los consumidores. Las violaciones podrían llevar multas altísimas”, menciona el Post.