El parlamento de Turquía aprobó el miércoles una nueva ley que permite a su organismo de control de radio y televisión censurar las transmisiones de Internet, lo que le otorga al gobierno la capacidad de intervenir contra el contenido de productores como Netflix Inc.

De acuerdo con Bloomberg, la regulación requerirá que las compañías de transmisión de video en línea y los servicios de televisión de pago soliciten una licencia del organismo de control, conocida por sus iniciales turcas como RTUK. “Los tribunales pueden bloquear el acceso de los usuarios turcos si los permisos necesarios no están asegurados. RTUK se ha hecho notorio por aplicar sanciones agresivamente o prohibir transmisiones que juzga inmorales, inconsistentes con los valores familiares turcos, o que se alejan de la línea del gobierno en política”, señalan.

Anteriormente los tribunales y las agencias gubernamentales han bloqueado repetidamente el acceso a Twitter y YouTube, alegando que publican contenido ofensivo para el liderazgo de la nación. “La enciclopedia en línea Wikipedia ha sido bloqueada desde el año pasado. Twitter dice que Turquía presenta aproximadamente la mitad de todas las solicitudes globales para eliminar tweets, con diferencia la mayoría de los países”, destaca Bloomberg.

«Internet debe tomarse como una entidad única. Tratar de tomar una parte y regularla por sí solo equivaldría a malinterpretar lo que es internet «, dijo Taha Yucel, miembro de la junta directiva de la agencia. “Hay poca diferencia entre lo que hace YouTube y algunos de los servicios de transmisión de video que estarán sujetos a la nueva ley”.

Imagen: Make Use Of