En Eslovaquia dos líderes políticos enfrentaron la raíz del asesinato del periodista Jan Kuciak, suceso que ha provocado una serie de protestas en el país. Kuciak, de 27 años, había estado investigando la presunta corrupción política relacionada con el crimen organizado italiano. Antes de terminar el reportaje fue asesinado a tiros. Sin embargo, su trabajo se publicó póstumamente. 

De acuerdo a CNN,  el primer ministro Robert Fico acusó  al presidente de «bailar en las tumbas» de las víctimas.

Hasta el momento las siete personas arrestadas en relación con los asesinatos fueron liberados el sábado porque “no había evidencia en su contra”, dijo la policía. Uno de los hombres liberados, de origen italiano, había hecho negocios con funcionarios cercanos al Sr. Fico, el primer ministro.

Maria Troskova, asesora principal del del primer ministro, y Viliam Jasan, secretaria del Consejo de Seguridad, renunciaron en medio de acusaciones. En una declaración conjunta, dijeron que dejarían el cargo durante la investigación para que sus nombres no se pudieran utilizar en una batalla política contra el Sr. Fico.

El presidente, que no tiene poderes formales para disolver el gobierno, acusó a altos funcionarios de una «arrogancia de poder» y lamentó la falta de acción del gobierno para restablecer la confianza pública y aliviar las tensiones después de los asesinatos del fin de semana pasado, según información de la BBC.

Fico dijo que cualquier cambio de gobierno tendría que ser acordado por los dos socios de coalición de su partido, y agregó: «En este proceso, la constitución no reconoce ningún rol del presidente».»Nuestro objetivo es la investigación de este acto brutal. No bailaremos en las tumbas de dos jóvenes, a diferencia de la oposición, los medios y, ahora, el presidente».

 Kuciak alegó que los empresarios italianos vinculados al temido sindicato del crimen organizado de Calabria, “Ndrangheta”, se habían establecido en el este de Eslovaquia, y pasaron años malversando fondos de la UE para esta región relativamente pobre ubicada en la frontera con Ucrania.