El 2017 representó la consolidación de AT&T en el mercado mexicano a partir del despliegue más agresivo de su red LTE, con Telcel anunciando planes para LTE Advanced y VoLTE, mientras que Movistar continúa dejándose llevar por la corriente que generan sus competidores.

Con apenas un crecimiento de aproximadamente 2.5 por ciento, el mercado móvil se torna más complejo en cuanto a la retención de usuarios, el continuo despliegue de nuevas redes y la inversión en operaciones más eficientes.

.

AT&T al alza

AT&T se colocó nuevamente como la gran ganadora del sector móvil, con crecimientos en ingresos y suscriptores superiores al resto de los competidores, a partir del despliegue más agresivo de su red para una mayor cobertura y aún con la ventaja de ser percibida como una nueva marca en el mercado que genera expectativas entre los usuarios. Sin embargo, aún existen dificultades que la operadora intenta resolver.

AT&T sumó 1.3 millones de nuevos suscriptores móviles en el mercado mexicano durante el cuarto trimestre de 2017, para un total de 3.1 millones de adiciones para todo 2017. Lo anterior, permitió que la compañía lograra sumar 2.45 puntos porcentuales de participación de mercado durante 2017 hasta aproximadamente 13.08 por ciento.

El crecimiento de la operadora estadounidense viene a partir del propio crecimiento del mercado mexicano, pero también a costa de sus otros dos competidores. Durante 2017, Telcel perdió 0.79 puntos porcentuales de mercado hasta 63.9 por ciento, pese a la adición neta de 902 mil suscriptores móviles durante todo el año. Asimismo, Movistar retrocede cerca de 1.9 puntos porcentuales para atender a 21.7 por ciento del mercado, luego de perder 1.4 millones de suscriptores durante el 2017.

Sin embargo, cabe destacar que Movistar mantiene la tasa de cancelación (churn rate) más baja del mercado mexicano en 3.7 por ciento, seguido por Telcel con 4.5 por ciento y AT&T con 7.9 por ciento. Lo anterior refleja que a corto plazo Movistar estaría logrando una mayor retención, pese a que usuarios de mayor tiempo están saliendo de la compañía.

.

Telcel: calidad de usuarios

En el caso de Telcel, Daniel Hajj, director de América Móvil, explicó a analistas que la compañía había sido más “cuidadosa” con las activaciones de nuevos usuarios en su red, ya que si bien se podían registrar múltiples activaciones, generalmente eran usuarios que no consumían o utilizaban el servicio para otros fines.

Asimismo, la alta tasa de churn de AT&T podría explicarse parcialmente a partir del hecho de que la mayor parte de las adiciones netas de la compañía se registraron en el segmento prepago, donde añadió 1.1 millones de suscriptores en el cuarto trimestre, para un total de 2.6 millones en todo el año, quienes tienen una mayor facilidad de cambiar de operador en un periodo corto de tiempo. En el segmento pospago, contrariamente, AT&T añadió 182 mil suscriptores en el cuarto trimestre y 533 mil en todo 2017.

En el segmento pospago, Telcel logró la mayor parte de las adiciones con 206 mil nuevos suscriptores en el cuarto trimestre y 751 mil todo el año. Anteriormente, Hajj había señalado que el objetivo de la compañía era mantener en crecimiento los ingresos y suscriptores del segmento pospago, como una manera de defenderse ante la caída de los precios y la mayor presión regulatoria.

En cuanto a los ingresos, los tres principales operadores en el país generaron en conjunto 71 mil 482.6 millones de pesos mexicanos en el cuarto trimestre de 2017, 3.3 por ciento superior al mismo periodo de un año antes, una tasa menor al 5 por ciento registrado durante el tercer trimestre.

Como es de esperarse, AT&T capturó la mayor parte de este crecimiento al registrar una tasa de 16.7 por ciento, seguido de lejos por Telcel con apenas 0.84 por ciento. Movistar, por su parte, reportó una caída de 5.68 por ciento.

En cuanto a rentabilidad, la caída de precios de los servicios móviles y la creciente competencia habían presionado sobre los márgenes de los operadores. Por ello, se han enfocado en nuevas estrategias de mayor eficiencia y reducción de costos.

“Avanzamos mucho liderando la industria en términos de redes definidas por software, 55 por ciento de nuestra red está ahora virtualizada. Y como resultado, está viendo que nuestra estructura de costos de red y TI cae significativamente”, señaló Randall Stephenson, CEO y presidente de AT&T.

Aunque el EBITDA de la compañía se mantuvo en terreno negativo en 63 millones de dólares (1.2 mil millones de pesos), representa un significativo avance desde la pérdida de 234 millones (4.8 mil millones de pesos) registrada al cuarto trimestre del año pasado.

Por su parte, Hajj añadió que la compañía ha “estado controlando nuestro costo, mejorando nuestras redes, cambiando alguna tecnología. Por lo tanto, la tecnología de vanguardia nos brinda un mejor costo y eficiencia, más cobertura. El año pasado hicimos muchos sitios celulares nuevos que nos dieron una mejor cobertura y estamos trasladando a muchos de nuestros clientes a nuestra red 4G”.

El EBITDA de las operaciones mexicanas de América Móvil (fijo y móvil) correspondiente al cuarto trimestre de 2017 fue de 23 mil 97 millones de pesos mexicanos, lo que representa una avance de 13.5 por ciento respecto al mismo periodo del 2016. Asimismo, la utilidad de operación subió 18.4 por ciento.

En el caso de Telefónica, su resultado operativo (OIBDA) en México para el cuarto trimestre avanzó 29.6 por ciento hasta 78 millones de euros (1.8 mil millones de pesos mexicanos).