La senadora Dolores Padierna Luna consideró lamentable que los candidatos del PRI desconozcan las obligaciones constitucionales en materia de derechos humanos establecidas desde la reforma del año 2011 y las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que han confirmado y judicializado las políticas progresistas de respeto y protección de los derechos de la diversidad en la Ciudad de México.

Así lo consideró la senadora, luego de que Mikel Arriola afirmara que está en contra de la adopción entre parejas del mismo sexo, incluso, el priista mencionó que “él representa la alternativa a los gobiernos que han impulsado políticas de libertinajes encubiertos de derechos”.

Padierna Luna lamentó que la propuesta de gobierno del priista se sustente en una clara violación a la ley, a la Constitución y a los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

“Mikel Arriola puede tener una posición religiosa o confesional en el plano privado, y hasta ahí es respetable, pero no puede permitirse que esa posición que ha sido señalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación como violatoria de los derechos humanos se pretenda colocar como una agenda de política pública y como una opción política pues resulta claramente contraria al propio texto Constitucional”, aseveró.

A consideración de la senadora, las campañas políticas tienen que regirse por un claro respeto a la ley, a la Constitución y a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, cualquier propuesta que no respete estos principios se convierte en una propuesta más de carácter religioso que político.