Poco después que el dirigente nacional priista Enrique Ochoa anunciara que el ex secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, será el “delegado especial” del tricolor en las elecciones para gobernador en Chiapas, al güero Manuel Velasco le estalló una crisis sin precedentes en el Partido Verde: 14 de 16 diputados locales de este partido se declararon independientes, en protesta por la nominación de Roberto Albores Gleason como aspirante a la gubernatura por el PRI-Verde.

Los únicos dos diputados locales que no se declararon “independientes” son Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso estatal y dirigente del Partido Verde, quien también anunció que presentará su renuncia como dirigente y diputado.

Ramírez Aguilar, quien también aspiró a ser candidato a gobernador, anunciará en las próximas horas por qué partido contenderá.

Al mismo tiempo, un grupo de 56 alcaldes que militan en el Partido Verde podrían renunciar a este organismo para irse a otro partido.

Apenas unas horas antes del cisma, Velasco celebraba la fiesta del “pueblo mágico” de Chiapa de Corzo y anunciaba ayuda para los damnificados de los sismos, donde 14 mil casas se reconstruirán

Foto: Alfaro Noticias