Un nuevo relevo en el gabinete de Enrique Peña Nieto fue anunciado esta tarde por el presidente de la República: Aurelio Nuño renunció como titular de la Secretaría de Educación Pública para irse como coordinador de la campaña de José Antonio Meade, aspirante priista a la presidencia, mientras que Otto Granados Roldán rindió protesta como el tercer responsable en el sexenio de esta dependencia.

También se confirmó la renuncia de Mikel Arriola como titular del Instituto Mexicano del Seguro Social para irse como aspirante del PRI a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, según afirmó el líder del tricolor en la capital Eruviel Avila.

Arriola fue secretario particular de José Antonio Meade en la Secretaría de Hacienda y forma parte del grupo tecnocrático que asumió las principales candidaturas del tricolor.

Al frente del Seguro Social quedará Tuffic Miguel Ortega, quien se desempeñaba como director de Prestaciones Económicas y Sociales del instituto. En el IMSS se confirmaron varios enroques a partir de la salida de Mikel Arriola: Patricio Enrique Caso Prado dejó la dirección de administración y en su lugar llegó Leonardo Menes; Antonio Grimaldo Monroy renunció como director de Vinculación Institucional y Delegaciones y en su lugar asumirá Adriana Obregón.

En el caso de Aurelio Nuño, precandidato también a la candidatura priista, su nombramiento fue mencionado desde días antes del “destape” de Meade. El ex jefe de la Oficina de la Presidencia de la República es considerado como uno de los funcionarios más leales al peñismo y forma parte del grupo de Luis Videgaray, el canciller y virtual vicepresidente del país.

Otto Granados Roldán fue jefe de Comunicación Social en la primera parte del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, fue gobernador de Aguascalientes, embajador y profesor del Tec de Monterrey.