Al compás de primeras planas compradas en Milenio, Excélsior, La Crónica y El Sol de México, el recién destapado candidato a la presidencia por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, ha comenzado a implementar los mismos mecanismos fraudulentos de difusión virtual que caracterizan a su partido: los bots.

Durante la madrugada del lunes,  el usuario de Twitter  @LiteraturayMas_ reportó que la cuenta de precandidatura @MovimientoMEADE tenía un 94% de seguidores falsos. Tras veinte horas de replicaciones, comentarios y retuits, la cuenta fue eliminada.

 

A través de la aplicación Twitter Audit, que permite verificar la autenticidad de los seguidores, el análisis aplicado por el usuario arrojó que 702,829 de los 747,000 seguidores de Meade eran bots. La cuenta se dedicaba a hacer una campaña de publicidad fraudulenta con la etiqueta #YoConMeade.  Asimismo, se comprobó que la cuenta oficial de Meade en Twitter, @JoseAMeadeK, tiene 216,353 seguidores falsos: 25% del total.

Esto no es nuevo, menos viniendo del PRI.  El año pasado, de acuerdo a un estudio realizado por los periodistas Daniel Pensamiento y Abel Jonathan Espinosa, se descubrió que para septiembre de 2016 existían un millón 216 mil 093 cuentas falsas en Twitter dedicadas a apoyar al presidente Enrique Peña Nieto. Los moteados Peña Bots se encargaron de emitir juicios benévolos sobre el presidente y de borrar todos los comentarios agresivos o de desaprobación.

Según un reportaje de Sin Embargo, los Peña Bots incluso cuentan con una oficina y  son cerca de 200 personas dirigidas por Alejandra Lagunes, ex directora comercial de Televisa Interactive Media. “La jefa de los Peñabots dirige un departamento poco ético que también se dedica a atacar periodistas o críticos independientes que cuestionan a Peña Nieto. Oficialmente es Coordinadora Nacional de Estrategia Digital desde el 2012 y responsable de la estrategia digital de la Presidencia de la República”, menciona el reportaje escrito por Sanjuana Martínez.  Lagunes fue la encargada de dirigir la campaña fraudulenta en redes del deleznable Eruviel  Ávila en el Estado de México, así como de varios candidatos del PRI.  Probablemente, hasta de aquellos que ahora se encuentran retozando en las crujías de Panamá y el Reclusorio Norte.

Foto: El Poder de la Palabra