«Estoy dispuesto a ser candidato. Puedo hacer campaña en cualquier parte del mundo porque estamos en un mundo globalizado. Habrá elecciones el 21 de diciembre y queremos que esos comicios se desarrollen en las condiciones lo más normales posibles. No será con un gobierno en prisión que esas elecciones sean neutrales, independientes y normales. La justicia española no garantiza nada. Nosotros nos consideramos un Gobierno legítimo», ha señalado Carles Puigdemont durante una entrevista para la cadena pública francófona RTBF otorgada apenas el 3 de noviembre.

Es así como el expresidente, huido a Bélgica desde el lunes pasado, concedió una entrevista para la televisión belga mostrado su disposición a ser parte de la contienda en las próximas elecciones autonómicas del 21-D.

Todo es un misterio sobre el accionar y futuro de Carles Puigdemont en Bruselas, no se conoce su agenda o posibles encuentros en Bruselas, aunque ha reconocido que no ha solicitado ninguna entrevista con autoridades comunitarias, las mismas que le negaron una reunión durante su visita del pasado año a la capital belga y Flandes. El expresidente ha acudido a los estudios de la cadena acompañado de un grupo de siete personas, según han explicado testigos a medios de comunicación, y ha pedido a sus responsables discreción y evitar que le tomaran fotografías, sin embargo, ha trascendido que dicha entrevista se difundirá ampliamente.

Después de su comparecencia ante los medios del martes, Puigdemont ha preferido evitar las convocatorias abiertas. Esta entrevista será la segunda que se emite en televisión en menos de 24 horas, luego de la que brindó para la televisión autonómica TV3 justo después del encarcelamiento del exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras y otros siete exmiembros del Goven.

El nombre Puigdemont está ligado a Cataluña, y juega un papel clave para las próximas elecciones. El que eso sea bueno o malo, el tiempo lo dirá.

 


Actualización:

La Policía belga ha detenido este domingo en Bruselas al expresidente catalán, Carles Puigdemont, y a los cuatro exconsellers que le acompañan en su exilio en Bélgica en aplicación de la orden de detención y entrega emitida por la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela.

El juez de instrucción belga encargado de tramitar las euroórdenes emitidas por España ha decretado este domingo libertad con condiciones para el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los cuatro exconsellers que le acompañan en su exilio en Bélgica.

Las condiciones son tres. No pueden abandonar el territorio belga hasta que se resuelva la orden de detención enviada por la Audiencia Nacional, salvo que lo autorice el juez de instrucción. Además, deberán comunicar un domicilio fijo en Bruselas y tienen la obligación de presentarse en persona cada vez que se les cite, según ha informado la Fiscalía de Bruselas en un comunicado.