El titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño, autorizó el cambio de las oficinas del Centro Histórico al complejo de oficinas de 10 pisos, con helipuerto, conocido antes como Centro Bancomer, ubicado en la delegación Coyoacán, a un costo de 34 millones de pesos mensuales en renta durante cinco años, mientras cerca de 13 mil escuelas se encuentran dañadas estructuralmente por los sismos de septiembre de este año.

La operación de este cambio se gestionó por la Oficial Mayor de la SEP, Irma Adriana Gómez Cavazos, de manera confidencial desde septiembre de 2016, tal como consta en un dictamen de valuación elaborado por el Instituto de Administración y Análisis de Bienes Nacionales (Indaabin), cuya copia llegó a la Comisión de Educación del Senado de la República. La autorización tiene fecha del 8 de diciembre de 2016.

El presidente de este comisión, Juan Carlos Romero Hicks, solicitó desde el pasado 21 de octubre que el titular de la SEP informe sobre el traslado a este lujoso edificio, a pesar de la emergencia ocurrida por los sismos.

Según la SEP, el traslado a estas oficinas del Centro Banamex generará un “ahorro mensual de 46 millones de pesos” mensuales ya que 21 edificios que arrendan en la Ciudad de México sufrieron daños estructurales por los sismos.

Sin embargo, el senador Mario Delgado, de PT-Morena, indicó que esta explicación es insuficiente ya que el plan de trasladar las instalaciones inició desde noviembre del año pasado y el dictamen de valuación fue elaborado en diciembre de 2016, mucho antes de los sismos.

El dictamen de valuación destaca que se trata de “edificios de departamentos y oficinas con locales comerciales en planta baja, de hasta diez niveles de calidad media a buena”, con helipuerto, estacionamiento de 243 cajones, “gimnasio para escolta”, “acceso a estacionamiento para ejecutivos” (16 cajones), con un área rentable de 106, 041 metros cuadrados a un monto mensual de renta de 33 millones 738 mil pesos.

Según el dictamen de valuación “se considera  un término de 5 años de arrendamiento para realizar el cálculo de la adecuación en cuanto al presupuesto” entregado a la SEP.

El propietario del edificio es el Deutsche Bank Mexico y su uso de suelo original es “habitacional”, con 6 niveles, 20 por ciento de áreas libres, 60 metros cuadrados de vivienda mínima.