A partir del primero de enero, cuando Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia asuman el cargo como presidentes de Grupo Televisa, la empresa pretenderá reiniciar el programa de “recompra de acción”, el cual ya fue aprobado por el consejo de administración de la empresa. Asimismo, la televisora expresó en un comunicado que los nuevos ejecutivos invertirán 8 millones de dólares para la compra de nuevos títulos.

“Este programa de recompra refleja la confianza del consejo de administración en la fortaleza de nuestros negocios, en el gran valor de nuestros activos y en las perspectivas sólidas de crecimiento”, comentaron los recién nombrados presidentes.

Según Ramiro Tovar, especialista en telecomunicaciones, con éstas decisiones los copresidentes persiguen tener más peso en el consejo de administración.

“Emilio Azcárraga sigue siendo socio mayoritario, pero ellos quieren tener más peso en el consejo y por eso harán una serie de compras que les permitirán estar más nivelados y tener cierto poder de veto con el objetivo de que sus decisiones tengan permanencia y, por otro lado, quieren consolidar su decisión en los cargos que asumirán en enero”, expresó. Dijo, a su vez, que cuando esto suceda empezará una etapa de experimentación para Grupo Televisa. 

Además de éstas actualizaciones, Televisa ha buscado viralizar sus contenidos en redes sociales. Por ejemplo, publicó “Las mangas del chaleco”, que en menos de dos días acumuló 1.9 millones de reproducciones, o “El privilegio de mandar”, que amasó 1.3 millones de reproducciones en en 24 horas. También ha comenzado a establecer alianzas y explorar la producción de contenidos con Amazon, Netflix y la reciente aplicación, Facebook Watch.