El número de ataques contra musulmanes en Estados Unidos aumentó significativamente entre 2015 y 2016, superando significativamente las cifras alcanzadas en 2001, el año de los ataques terroristas del 11 de septiembre, según un estudio realizado por el Pew Research Center. En 2016, por ejemplo, hubo127 víctimas musulmanas por asalto agravado o simple, en comparación con las 91 personas del 2015 y las 93 en 2001.

Sin embargo, los asaltos no son la única forma de crimen de odio contra musulmanes y otros grupos religiosos. “Lo más común es la intimidación, que se define como un temor razonable de daños corporales. La intimidación islamofóbica también aumentó en 2016, con 144 víctimas denunciadas, en comparación con 120 del año anterior. Estas cifras todavía son pequeñas para las 296 víctimas de la intimidación antimusulmana en 2001”, mencionan.

Asimismo, hubo 307 incidentes de crímenes de odio islamofóbico en 2016, lo que representa un aumento del 19% con respecto al año anterior. Al igual que en años anteriores, la mayor cantidad de incidentes de crímenes de odio contra grupos religiosos se dirigió contra los judíos. En 2016, hubo 684 incidentes de crímenes de odio antijudíos,  un leve aumento en comparación con los 664 ataques de 2015. “En 2016 hubo 62 crímenes de odio contra católicos y 15 contra protestantes”, informa el Pew.

En 2017, tres cuartas partes de los adultos musulmanes estadounidenses (75%) dijeron que hay “mucha”discriminación contra los musulmanes en los EE.UU. Una opinión compartida por casi siete de cada diez adultos del público en general (69%).

A su vez, la mitad de los adultos musulmanes de EE.UU. (50%) dijeron que en los últimos años se ha vuelto más difícil ser musulmán . El 10% de este grupo atribuyó esto a la discriminación, el racismo y los prejuicios. 23% de los adultos musulmanes ven la discriminación, el racismo o los prejuicios como el problema más importante que enfrentan los musulmanes estadounidenses en la actualidad.