Luego de 800 ataques aéreos que destruyeron ocho hospitales, 40 escuelas, cinco universidades, 29 mezquitas; dejando a la ciudad  destruida en un 90%, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), grupo conformado por militares kurdos y árabes apoyados por Estados Unidos, lograron tomar el control total de la ciudad de Al Raqa, capital del autoproclamado Estado Islámico.

Las operaciones militares en la que fuera la capital del EI en Siria terminaron. La ciudad está bajo control de las Fuerzas Democráticas Sirias”, dijo Talal Sello, vocero de las FDS, y  precisó que pronto se publicará un comunicado proclamando oficialmente a Al Raqa libre de extremistas.

Las FDS tomaron el control de Al Raqa luego de conquistar el estadio municipal, que representaba el último refugio de EI tras ser expulsados del Hospital Nacional, y el cual utilizaban de cuartel general.

La batalla por Al Raqa comenzó el nueve de junio pasado y dejó más de 873 personas muertas y miles de heridos, según datos del observatorio “Raqa está Siendo Masacrada en Silencio (RSMS)”.

“Sabemos que aún quedan minas y trampas explosivas en las zonas que controlaba el EI”, dijo el coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición internacional antiyihadista, quien no ha confirmado el fin al 100 por ciento del EI en la ciudad.