Luego de que Mark Zuckerberg negara que las noticias falsas difundidas en Facebook durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos influyeran en la victoria del republicano Donald Trump, el expresidente Barack Obama hizo un llamamiento al personal de Facebook para que “tomen mucho más en serio la información falsa difundida en sus redes”.

Al margen de una reunión de líderes mundiales en Lima, Perú, dos meses antes de la toma de posesión de Trump, Obama hizo un llamamiento personal a Zuckerberg para tomar en serio la amenaza de las  noticias falsas y la desinformación política. “A menos que Facebook y el gobierno hagan más para enfrentar la amenaza, sólo empeorarán la próxima carrera presidencial” , advirtió Obama.

Zuckerberg reconoció el problema. Sin embargo, le dijo a Obama que esos mensajes no estaban generalizados en Facebook y que no había un remedio fácil, según la información divulgada recientemente  por personas que estuvieron al tanto de la conversación.

Las declaraciones se han divulgado a raíz que Facebook descubrió que operadores rusos radicados en Estados Unidos invirtieron 100 mil dólares para generar publicidad fraudulenta que buscaba polarizar las opiniones sobre las elecciones presidenciales de 2016. 

“La conversación del 19 de noviembre fue un punto álgido en un año tumultuoso en el que Zuckerberg llegó a reconocer la magnitud de una nueva amenaza (un asalto coordinado en una elección estadounidense por una fuerza extranjera sombría que explotó la red social que creó). Al igual que el gobierno de Estados Unidos, Facebook no previó la ola de desinformación que se avecinaba y la presión política que siguió. La empresa se enfrentó entonces a una serie de opciones difíciles diseñadas para apuntalar sus propios sistemas sin afectar el discurso libre para sus usuarios  en todo el mundo”, menciona The Washington Post.

Una vez descubierta la implicación del gobierno ruso en la divulgación de información falsa, la red social Facebook y el equipo de inteligencia de los Estados Unidos trabajan mano a mano para descubrir cuál es su origen y su objetivo principal. A su vez, pretenden descubrir si la información se difundió en otras plataformas.