Con un salario mensual neto que asciende de 112 mil a 154 mil pesos, los 128 senadores de la República, sólo donarán dos días de su salario –equivalentes a 7,800 pesos- para los cerca de 1 millón de damnificados de los sismos en Oaxaca y Chiapas.

Según informó Ernesto Cordero, presidente de la Mesa Directiva del Senado, cada uno de los 128 legisladores han donado dos días de su salario y calculó que junto con las aportaciones de los trabajadores administrativos y sindicalizados, la donación de la Cámara alta ascenderá a poco menos de 1 millón de pesos: 998 mil 400 pesos.

En conferencia de prensa con el bloque de senadores distanciados de la mayoría de su bancada, Cordero informó que se han recolectado también 25 toneladas de ayuda en especie.

Por su parte, el senador Roberto Gil Zuarth calificó como una “típica simulación para engañar a la gente”, la propuesta del dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de reducir el 20 por ciento los recursos de los partidos políticos para destinarlos a los damnificados.

“Es ilegal reducir el presupuesto de los partidos y él lo sabe”, afirmó el senador panista. Afirmó que para bajar el financiamiento de los partidos de manera clara bastaría con una reforma constitucional para modificar la fórmula de financiamiento.

Por su parte, el senador priista Enrique Burgos,  afirmó que cada partido tiene derecho a donar sus recursos públicos como ellos quieran, “pero que se haga un descuento institucional a ellos, por supuesto que requeriría reforma de ley”.

El coordinador de los senadores del PRD, Luis Sánchez, también afirmó que López Obrador “se está montando en una desgracia, se está montando en gente que hoy no tiene casa, que hoy no tiene comida. Es verdaderamente lamentable”.

Fotografía: Río Oaxaca