El reportero Jesús Aranda, decano de las fuentes informativas relacionadas con temas de fuerzas armadas, seguridad y de justicia en México, falleció esta madrugada, informó el periódico La Jornada, donde el periodista colaboró desde 1993 a la fecha.

Aranda inició su carrera en El Sol de México y se especializó en La Jornada, convirtiéndose en uno de los referentes más importantes de la información derivada de la Suprema Corte de Justicia y de las fuerzas armadas, tanto de la Secretaría de la Defensa Nacional como de la Secretaría de Marina.

Aranda se volvió un reportero crítico e incómodo al documentar en los últimos 25 años los excesos y violaciones de las fuerzas armadas en sus tareas de combate al narcotráfico y de represión a movimientos civiles.

El último episodio crítico ocurrió cuando fue censurado en un evento público del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos. El área de comunicación social no le permitió a Aranda realizar preguntas y esto generó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

En La Jornada publicó también en los últimos años la columna Milicia y Justicia. Los ministros de la Suprema Corte de Justicia consideraron a Aranda uno de los mejores reporteros del Poder Judicial.

En su cuenta de Twitter, el ministro José Ramón Cossío lamentó el deceso del “querido amigo” Jesús Aranda, mientras el ministro Arturo Zaldívar envió condolencias a la familia y amigos del periodista.

También a través de las cuentas de Twitter lamentaron su muerte colegas de Jesús Aranda, como Luis Hernández, coordinador editorial de La Jornada, Julio Hernández, autor de la columna Astillero,  Raúl Flores Martínez, reportero de Grupo Imagen, Omar Sánchez de Tagle, conductor de Radio Fórmula, entre muchos otros.