Publicado por Mediatelecom

AT&T recibió noticias contrastantes de los reguladores de América Latina por la revisión de su adquisición de Time Warner. Aunque con luz verde en México, las autoridades en Brasil externaron sus dudas.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) aprobaron la transacción, que se espera concluya a fines de este año, dijo el operador.

“Apreciamos el trabajo realizado tanto por Cofece como por el IFT para revisar, analizar y aprobar la fusión de AT&T y Time Warner”, dijo David McAtee, vicepresidente ejecutivo senior y consejero general de AT&T. “La fusión de nuestras dos compañías unirá el mejor contenido premium del mundo con las redes que permitirán distribuir ese contenido a cada pantalla, de la manera en que el consumidor lo desee”.

Mientras tanto, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil envió su opinión sobre el acuerdo al Tribunal Administrativo del país, destacando las preocupaciones sobre la “alineación de intereses” entre Time Warner y el operador de televisión de pago Sky, propiedad de AT&T a través de DirecTV.

El CADE aconsejó «que la transacción no se apruebe en la forma que se presentó». El regulador dijo que tanto Sky como Time Warner «tienen un poder de mercado considerable», con la combinación de incentivos para la «exclusión del mercado» en el mercado de licencias/programación y en televisión de pago, causando problemas de competencia.

El acuerdo daría a Time Warner acceso a información confidencial de sus competidores a través de Sky y otorgará acceso a AT&T a las condiciones negociadas por sus rivales a través de Time Warner. También tendría «la capacidad e incentivos» para adoptar medidas discriminatorias, debilitando el entorno competitivo.