El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó que la empresa de telecomunicaciones Telcel perdió diez puntos porcentuales en el mercado de Banda Ancha Móvil (BAM) en México, al pasar de un 82% en junio de 2013 (cuando entró en vigor la reforma en telecomunicaciones) a 71.8% en diciembre de 2017.

A su vez, el IFT expresa que durante ese mismo periodo la compañía Telefónica aumentó su cuota de 9 a 14%, mientras que AT&T elevó su participación de 0 a 12%.

El portal informativo Opportimes atribuye este crecimiento a la reforma en el sector telecomunicaciones y radiodifusión, que tuvo como fin mejorar y diversificar la competencia.  Menciona Opportimes que, al aprobarse la reforma, se designó al IFT  como “ente regulador” de este sector de mercado. Además “se eliminaron las restricciones a la inversión Extranjera Directa (IED), las cuales en la actualidad pueden alcanzar el 100% en telefonía fija y comunicaciones vía satélite»

De igual manera, se introdujo un nuevo régimen de concesión que confiere el derecho de prestar todo tipo de servicios públicos de telecomunicaciones.