“Monsiváis y sus Contemporáneos” es el título de la próxima exposición que el Museo El Estanquillo inaugurará el  8 de julio con el objetivo de ilustrar, recrear y documentar las relaciones del autor de Por Mi Madre, Bohemios con intelectuales, periodistas, activistas y hasta el mundo de la farándula que compartieron con él sus grandes “empresas culturales que, en realidad, fueron movimientos en marcha”, subrayó Henoch de Santiago Dulché, director de este recinto.

La exposición, la segunda más grande que se realizará sobre la obra y las relaciones de Monsiváis, coincide con los 10 años de existencia de El Estanquillo. Constituye también un homenaje a 7 años del fallecimiento del escritor considerado por su amigo y contemporáneo José Emilio Pacheco como un gran impulsor de empresa culturales poco conocidas.

La ambiciosa exposición ocupará dos pisos del edificio de El Estanquillo. Iniciará con un recorrido biográfico, coincidente con sus primeras “empresas culturales” y se titulará  “Carlos antes de Monsiváis”.

“Esta parte habla de la formación de Monsiváis como escritor, como editor y cronista cultural. Fueron sus primeras empresas culturales desde la década de los cincuenta”, precisó Henoch de Santiago.

Esta parte documentará la estrecha relación entre Sergio Pitol, José Emilio Pacheco y Carlos Monsiváis que coincidieron desde los 19 años en la revista Estaciones, dirigida por Elías Nandino. Incluirá la admiración y relación de Monsiváis con Salvador Novo, de quien escribió el gran ensayo literario y biográfico Lo Marginal en el Centro.

Documentará la colaboración de Pacheco, Pitol y Monsiváis con Juan José Arreola. La creación y participación de los dos grandes suplementos México en la Cultura y La Cultura en México, así como los programas radiofónicos El Cine y la Crítica que Monsiváis dirigió junto con Nancy Cárdenas en Radio UNAM, en plena etapa diazordacista, y que constituyó el germen de su columna Por mi Madre, Bohemios, publicada en las dos últimas décadas antes de su fallecimiento en La Jornada y en Proceso.

La exposición recupera la participación de Monsiváis y otros contemporáneos en el Seminario de Historia de la Cultura Nacional, invitados por el historiador Enrique Florescano. De esas jornadas surgieron posteriormente las dos grandes revistas de la intelectualidad mexicana: Nexos y posteriormente Vuelta.

“Monsiváis y sus Contemporáneos” también incluirá el polémico tema de “la Mafia”, como denominaron sus detractores al grupo que se formó en torno a Fernando Benítez, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis y José Luis Cuevas. La famosa fotografía de estos cuatro intelectuales y artistas en el bar La Opera, del Centro Histórico de la Ciudad de México, estará presente en la exposición.

Evocaciones, testimonios y fotografías de las reuniones del Ateneo de Angangueo, creado en la casa del escritor colombiano Iván Restrepo, primero como una broma y después como un poderoso ejercicio de encuentro con políticos y líderes sociales de la época. Por el “Ateneo” desfilaron personajes como el periodista Manuel Buendía, asesinado en mayo de 1984, como el propio Monsiváis y la escritora Elena Poniatowska que fue “coronada” en una de sus reuniones como princesa polaca.

Los suplementos culturales posteriores, la participación de Monsiváis en empresas periodísticas como unomasuno, La Jornada, Proceso, entre otras, así como la promoción de iniciativas plásticas con Vicente Rojo, y también la militancia de defensa social en la COCEI de Juchitán, con el pintor oaxaqueño Francisco Toledo, ambos amigos íntimos de Monsiváis, estarán presentes en la exposición.

“Monsiváis y sus Contemporáneos” difundirá fragmentos de las entrevistas realizadas por El Estanquillo con Alejandro Brito, director del suplemento Letra S, otra iniciativa cultural impulsada por Monsiváis para difundir la información de sexualidad, salud y VIH-Sida.