“Se solidarizan enfermeros que ya estuvieron en huelga de hambre por 24 HRS ayer miércoles, responsabilizamos al gobierno del estado desde este campamento porque anda diciendo que ya cumplió y eso es mentira”, exclama una enfermera al tomar el micrófono en el campamento de Tuxtla Gutiérrez.

Las enfermeras que iniciaron en huelga el primero de mayo hoy se encuentran en muy mal estado de salud. Ayer se les realizaron y están graves; el gobierno del Estado no ha dado respuesta urgente a la crisis de salud en el estado de Chiapas, sólo ha anunciado la compra de un helicóptero “ambulancia” pero no ha abastecido los hospitales.

El día de ayer, miércoles, de manera urgente, la enfermera Karla Gloria Sevilla Culebro abandonó la huelga de hambre por su delicado estado de salud. Fue diagnosticada con alteración gástrica debido a dos semanas sin consumo de alimentos.

Sin embargo, de las ocho enfermeras que aún se encuentran en huelga, dos de ellas también son reportadas delicadas de salud. María Cielo Gramajo Cundapí y Gabriela Mayanín López Cruz padecen de síndrome de desgaste.

«No hay medicamentos, no hay material, mi hijo esta enfermo nació a los 7 meses me están pidiendo un medicamento de $ 5,200 pesos que se llama alfa dornasa, no tengo ningún para comprarlo, me piden un omeprasol de $ 488 pesos y un paquete de sangre y no puedo obtenerlo pues apenas para comer. Señor gobernador sólo le pido que cumpla esta necesidad urgente de abastecimiento medicamentos» dice una madre que estaba en el campamento. Puede verse el video aquí.

 

Sociedad apática

A nivel generalizado podemos ver que hay una falta de solidaridad de la población. Pocos son los que participan y toman la voz y los medios que lo hacen publico, pues la mayoría de medios también están solo difundiendo lo que menciona el gobernador.

Las enfermeras están usando su cuerpo como arma de protesta social, pero ellas no están luchando solo por el abastecimiento, también lo hacen por sus pacientes, porque cuando llegan al hospital no los pueden atender, pues no hay elementos y herramientas necesarias como una sonda. Ellas están en riesgo constante porque no tienen los materiales necesarios para tratamiento de pacientes e incluso hay familiares de los mismos que han tratado de golpear a las enfermeras, porque les dicen “no hay material, medicamentos para tratar esa enfermedad”. De la misma falta de abastecimiento del hospital se han desligado otros problemas más, que ahora las enfermeras valientes ponen en riesgo su vida, hay una apatía muy grande en la población, esta labor de cuidado tiene que ver también este rol asignado a las mujeres, este rol lo esta viendo la ciudadanía como indiferente pero si protestara un medico seria quizás más mediático y sorprendería a la ciudadanía.

Desde hace meses el Diputado Federal por Chiapas Guillermo Santiago del grupo Morena ha venido evidenciando la corrupción del estado en el sector de salud, el martes 16 de mayo hizo publica la crisis de salud ante la Organización de las Naciones Unidas, el Diputado lamentó que en Chiapas y México los programas de asistencia social sean mal utilizados y que no garanticen los derechos a la alimentación y en este caso salud.

El secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda salió ante los medios por ordenes del gobernador y reiteró ayer miércoles que cuentan con la total disposición para que instancias especializadas puedan atenderlas si lo requieren y exhorto a las enfermeras a que no sigan manifestándose, sin duda el gobierno no ha podido superar la crisis y hará todo para simular que si, Chiapas esta en el reto sumido y pausado de la salud.