El 16 de mayo pasado, el periódico Reforma publicó datos provenientes de una investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por corrupción y lavado de dinero en contra de Humberto Moreira su hermano y sucesor Rubén Moreira, de su esposa Vanessa Guerrero Martínez, de Cecilia Aguilar Morales, ex cónyuge de Iván Moreira, hermano del ex dirigente priista, y de Ricardo Mendoza, esposo de Elisa Moreira Valdés.

Según la investigación, la esposa de Humberto Moreira manejó recursos hasta por 62.1 millones de dólares que fueron depositados en paraísos fiscales como Mónaco e Islas Caymán.

Vanessa Guerrero apareció como propietaria de la cuenta 00010194130 de BNP Paribas Private Bank en Mónaco con un saldo de 10.8 millones de dólares en 2015 y de 16.6 millones de dólares en abril de 2016, luego de recibir transferencias por 5.8 millones de dólares.

La misma esposa de Moreira apareció como titular de otra cuenta 2326588 en CIBC Fist Caribbean International Bank de Islas Caimán. En febrero de 2013 la cuenta tenía 12.1 millones de dólares y en agosto del mismo año ascendió a 18.6 millones de dólares, al recibir depósitos por 6.4 millones de dólares de otra cuenta en Broadway National, proveniente de Cuauhtémoc Esquivel Sánchez, funcionario del sector educativo.

La cuñada de Moreira, Cecilia Aguilar, manejó otra cuenta 2937276 en CIBC First Caribbean con un saldo de 27 millones de dólares. A esa cuenta le transfirieron también 5.4 millones de dólares de la misma cuenta de Esquivel Sánchez.

En otras palabras, la información describió un esquema de triangulación de fondos, de presunto origen ilícito, que involucra a parientes de Humberto Moreira, a ex funcionarios de su gobierno, en paraísos fiscales que fueron detectados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La respuesta del ex gobernador y ex dirigente nacional priista Humberto Moreira fue como una mala broma: negó la existencia de esta fortuna porque no conoce Mónaco e Islas Cayman, aunque él ya ubicó ambos paraísos fiscales en el “mapamundi”.

También afirmó que la oficina OFAC del Departamento del Tesoro de Estados Unidos negó la existencia de esta investigación. Sin embargo, el propio periódico Reforma aclaró que estos datos provienen de otra oficina denominada Financial Crimes Enforcement Network.

En el video grabado en Youtube, Moreira acusó al candidato panista a gobernador de Coahuila, Guillermo Anaya, de “inventar” la información y le lanzó la siguiente amenaza con claro acento misógino:

“En la política como en la cacería a la hembra no sele toca, en este caso a mujeres, a mi mujer”.

A la información que lo involucra en escándalos de corrupción, Moreira le agrega una profunda y declarada misoginia.

 

Moreira “Contraataca”

En su último lance, Moreira afirmó el viernes 19 de mayo que presentó una denuncia en la PGR contra los periódicos Reforma, Vanguardia y contra el candidato panista Guillermo Anaya “ante las falsedades vertidas en el artículo ‘Detectan a Moreira fortuna en Mónaco’, que hace referencia a mis familiares y a otras personas relacionadas conmigo”.

Moreira alegó que los documentos presentados en la investigación de Reforma son falsos y le pidió a las autoridades acreditar su autenticidad.

Contra el panista Guillermo Anaya, candidato a la gubernatura, Moreira lo demandó por las mismas causas, aunque no sea periodista.

En una breve nota, Reforma informó que “a través de un comunicado, sin pruebas ni folio de denuncia, Moreira informó que demandó” al periódico de origen regiomontano.

Mientras esto sucede, en Coahuila surgió una especie de TUCOM (Todos Unidos contra Moreira) integrado por políticos independientes y críticos de la dinastía que ha gobernado la entidad durante más de una década.