Paulina Romero Deschamps, la polémica hija del líder sindical Carlos Romero Deschamps, acusado por desvío de recursos en el año 2000, fue fotografiada utilizando 7 brazaletes de la marca Cartier evaluados en 2 millones de pesos, según información del periódico Reforma. Las fotografías sucedieron durante la boda de Paulina Romero Deschamps, a la que asistieron altos funcionarios del Pemex y del Estado Mexicano.

Reforma además señala que el primero de los brazaletes es una joya de la serie Love, de Cartier, hecho con 18 quilates de oro blanco y engastado con 16 diamantes; los otros seis, también de Cartier, son joyas hechas con 18 quilates de oro amarillo, que en conjunto suman 774 mil pesos. Cada uno de ellos representaba “una cábala de buena fortuna para cada día de la semana”.

Paulina Romero Deschamps se casó con el cirujano plástico Juan Carlos Rentería. En la ceremonia estuvieron presentes “distintos funcionarios de la política nacional”:

«El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya; el Jefe de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; el ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam; el presidente del Senado , Pablo Escudero, acompañado de su esposa Sylvana Beltrones; Diego Fernández de Cevallos del Partido Acción Nacional (PAN); el subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros; el empresario Carlos Peralta y su esposa Mariana Tort; el subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros y otros exfuncionarios del PRI”, menciona el periódico Sin Embargo.

El padre de Paulina, Carlos Romeros Deschamps, es considerado “uno de los estandartes o símbolos de la corrupción mexicana en la actualidad”. El líder sindical fue acusado en el año 2000 por desviar “mil millones de pesos a la campaña presidencial del ahora senador Francisco Labastida Ochoa”, delito por el cual fue hallado culpable durante el gobierno de Vicente Fox pero nunca cumplió una condena. Por otra parte, la prensa ha exhibido en reiteradas ocasiones los derroches de su estirpe.

Por ejemplo, su hijo, José Carlos Romero Durán, quien funge como secretario general del sindicato petrolero, posee una colección de autos entre los cuales se encuentra un Ferrari Enzo rojo evaluado por arriba de los 3 millones de pesos, además de una amplia lista de propiedades en Estados Unidos. Sobre su hija, Paulina, Reforma publicó en el año 2012 una serie de fotos donde presumía viajes por todo el mundo, paseos en yate y comidas en restaurantes exclusivos. Cifras oficiales señalan que el padre de ambos “príncipes” únicamente gana 24 mil 633 pesos al mes.