Debido a que las plataformas Google y Facebook abarcan el 85% de los financiamientos publicitarios en línea, sitios como Yahoo no tienen una fuente de ingresos fija y, por lo tanto, un futuro en el mundo virtual.

Yahoo se va en picada. Después de un intento frustrado por comprar la red social Facebook por mil millones de dólares en 2006, la empresa se encuentra al borde de la extinción. Se espera que sea comprada por Amazon, propiedad de AOL, y se fusionen para crear una nueva plataforma llamada “Juramento”. Consumado este acto, Yahoo dejará de existir, lo cual (especulan algunos medios) sucederá en junio de este año.

Según el portal de noticias The Atlantic, Yahoo fue uno de los incursores en el negocio de publicidad en plataformas en línea. “En 1995, Yahoo parecía destinado a establecer un modelo de negocio basado en anuncios exitoso para la era de Internet. En aquel entonces, la compañía seguía siendo sólo un directorio de sitios en la web. Y en julio de ese año, Yahoo anunció que «había firmado cinco patrocinadores iniciales como parte de un plan para rediseñar el servicio y convertirse en anunciante de apoyo”, menciona The Atlantic retomando información publicada por The New York Times.

Esta situación fue prevista por el inversionista Fred Wilson, quien escribió en enero: “El mercado de ad-tech seguirá el camino de la búsqueda, social y móvil, ya que inversionistas y empresarios reconocen que Google y Facebook han ganado y todos los demás han perdido. Será casi imposible recaudar dinero para un negocio de publicidad en línea en 2017″.