Este 6 de marzo, la organización ARTICLE 19 presentó su informe anual sobre la violencia contra la libertad de expresión e información. Libertades en resistencia da cuenta de las 426 agresiones contra la prensa en el país, mismas que colocaron al 2016 como el año más violento para la prensa en México.

2016 fue el año con más periodistas asesinados, alcanzando una cifra de 11. De acuerdo con la organización, 30 periodistas han sido asesinados durante la administración federal de Enrique Peña Nieto. “El gobierno mexicano no ha encontrado la solución a la violencia contra la prensa, al contrario, ha permitido que las condiciones para ejercer el periodismo se vulneren aún más”, señala ARTICLE 19.

El 53% de las agresiones registradas por la organización fueron cometidas por funcionarios públicos. La Ciudad de México es la entidad con más agresiones, con 71. Después de ella se encuentran Oaxaca, con 60, Veracruz, con 58, Puebla, con 28, y Guerrero, con 26. Los ataques físicos o materiales fueron el tipo de agresión más común, seguidos por las intimidaciones, las amenazas, las privaciones ilegales de la libertad o los actos de hostigamiento o acoso.

El 99.7% de estos casos permanecen impunes. “El mensaje es claro”, asegura ARTICLE 19, “sin verdad ni justicia, la prensa es blanco fácil de sus agresores”.