De manera fast track y sin deliberación pública, la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados aprobó y dictaminó dos iniciativas para reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión con el objetivo de eliminar la distinción existente entre “opinión” e “información” en las transmisiones mediáticas, así como quitarle facultades al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en materia de defensa de los derechos de las audiencias.

Las iniciativas fueron presentadas simultáneamente por el diputado Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano, y por el panista Federico Döring y tienen una clara coincidencia con las controversias interpuestas ante la Suprema Corte de Justicia por el consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, por el Senado y con la campaña de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) en contra de los lineamientos de defensa de los derechos de audiencias emitidos por el IFT.

En el primer caso, la iniciativa del diputado del MC, propone derogar la fracción III del artículo 256 de la ley para eliminar la distinción entre “opinión” e “información” ya que considera que esta distinción es “arbitraria” al limitar la forma natural de expresarse de las personas.

En el segundo caso, Doring propone derogar varias atribuciones del IFT incluyendo figuras como “suspensión precautoria de transmisiones” ya que es considerado “un acto de censura previa prohibida por la Constitución”, se refrenda el “principio de autorregulación” en materia de derechos de las audiencias, tal y como han demandado los concesionarios.

La iniciativa de Doring también limita las atribuciones del IFT para la imposición de sanciones en materia de derechos de las audiencias, “a fin de que no haya infracciones sin sustento legal que pueda constituir un régimen de amenaza para la libertad de expresión de personas y de los medios de comunicación”.

“Contrarreforma Legislativa” Denuncia AMEDI
Ante este dictamen aprobado en la comisión de la Cámara de Diputados, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) afirmó que se trata de una “contrarreforma” a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión porque “atenta contra los derechos de las audiencias” y “suprime la atribución constitucional y reglamentaria del IFT de regular, vigilar y sancionar” en esta materia.

Para la AMEDI ambas iniciativas “hacen eco de la campaña mediática y los intereses de la industria de la radiodifusión de regatear y burlar los derechos de las audiencias y derogar algunas facultades del IFT en la materia, a pesar de ser un logro social”.

El comunicado de esta organización, firmado por su presidente Jorge Fernando Negrete y el consejo, denuncia “este intento de contrarreforma legislativa, de componenda política y el atropello que se busca ocasionar a los derechos de las audiencias a cambio de favores políticos y el engaño publicitario”.

Controversias Constitucionales
Como se recordará, el 31 de enero pasado el Ejecutivo Federal informó públicamente que presentó una controversia constitucional en contra de 8 artículos de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en relación con los derechos de las audiencias que han sido criticados por los concesionarios de radio y televisión.

Ese mismo día, el Senado de la República interpuso otra controversia en relación con los lineamientos emitidos por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El miércoles 1 de febrero, por votación de 4 votos contra 3, el pleno del IFT decidió posponer la vigencia de los lineamientos que debían entrar en vigor el próximo 16 de febrero.

Entre los comisionados que votaron por posponer estos lineamientos estuvo el presidente del IFT, Gabriel Contreras, quien también trabajó en la Conserjería Jurídica con Humberto Castillejos, su principal impulsor para participar en este organismo autónomo.