El presidente estadounidense Donald Trump propondrá formalmente este jueves un presupuesto federal que incluye un alza en la partida destinada a la defensa, acompañada de recortes en las reservas a la diplomacia y la protección ambiental, informó la Casa Blanca.

Se trata del primer proyecto de presupuesto surgido de la Casa Blanca bajo el mando de Trump, en un documento que se propone traducir en números las ambiciosas promesas formuladas durante la campaña electoral.

El documento, que será enviado formalmente al Congreso, establece un aumento de 54 mil millones de dólares al presupuesto destinado a la defensa, un sector que ya posee un presupuesto equivalente a la suma de las siete naciones que le siguen en materia de armamento.

En tanto, el proyecto de presupuesto determina un enorme recorte de aproximadamente 28% en los recursos destinados al Departamento de Estado, en particular en las reservas para la ayuda internacional al desarrollo.

Esta decisión en particular deberá tener efectos inmediatos en la contribución, por ejemplo, de agencias de las Naciones Unidas, con la posibilidad de un efecto de alcance global.

Al mismo tiempo, el proyecto de presupuesto deberá separar un paquete de unos 4 mil millones de dólares para la construcción del controvertido muro en la frontera con México.

Los primeros estudios sobre el costo del muro que Trump desea construir indican que la cuenta será de por lo menos 15 mil millones de dólares, aunque podría llegar a más de 20 mil millones.

Este proyecto para ser enviado al Congreso, sin embargo, cubre apenas una fracción del presupuesto federal de aproximadamente 3.8 billones de dólares, dominado por los gastos de salud y pensiones, entre otros.

El documento aún será el objeto de furiosas negociaciones por cada párrafo del texto.

Por eso, más que un producto acabado el proyecto de presupuesto de Trump debe ser visto fundamentalmente como una declaración de sus prioridades políticas.

Vía La Jornada en línea.