Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca, tronó en contra de la huelga de árbitros del futbol mexicano a la que calificó de “arbitraria” y también acusó a los árbitros y jugadores de querer “secuestrar” a la afición.

A través de su cuenta de Twitter (@RicardoBSalinas), el empresario lanzó tres mensajes en medio de la huelga de árbitros que, según distintos cálculos, generó pérdidas por cerca de 600 millones de dólares a las televisoras y a las agencias publicitarias.

Salinas Pliego afirmó que “24 millones de fans del futbol mexicano, se jodieron por el arbitrario paro de árbitros. ¡Lo que nos faltaba después del Trumpazo!» Y también acusó que “jugadores y árbitros, tienen un papel claro (y muy bien retribuido) en el futbol. No pueden secuestrar a la afición mexicana. ¡Inaceptable!”

“Mal por los jugadores que agreden, mal por los árbitros que amedrentan. La afición depositó su confianza en ambos, y hoy la traicionan”, redactó el también empresario mueblero en su primer tuit, dueño también de los equipos Atlas y Morelia.

La Asociación Mexicana de Árbitros se anotó este fin de semana su primera victoria porque la Federación Mexicana de Futbol (FMF) aceptó las solicitudes de apelación de la Comisión de Árbitros respecto a las sanciones impuestas a dos jugadores: Enrique Triverio (Toluca), suspendido 8 juegos, y Pablo Aguilar (América), suspendido 10 juegos. Ambos agredieron a los árbitros Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores, lo que desató el paro arbitral.

La decisión de la FMF se tomó tras dos horas de reunión con 11 clubes de futbol, pertenecientes a su Comité de Desarrollo.

Los árbitros esperan que este lunes se resuelva el conflicto que obligó a cancelar todos los partidos en la jornada 10.

El periódico El Universal publicó en su edición del domingo que este paro afectará el negocio del futbol porque dejarán de generar 600 millones de dólares, citando a Luis Ramón Carazo, experto en negocios deportivos.

De entrada, la merma económica inmediata es de 50 millones de pesos, según Javier Salinas, otro experto en mercadotecnia deportiva, pues estos recursos ya se destinaron en el funcionamiento de los estadios.