La polémica sobre los dos coordinadores de la bancada del PRD en el Senado, Dolores Padierna y Raúl Morón, continuó al día siguiente de que ocho legisladores eligieron a la primera, mientras 12 se mantienen apoyando al legislador michoacano. La Mesa Directiva del Senado y la Junta de Coordinación Política definieron que será hasta el martes próximo que decida quién es el coordinador o coordinadora de la bancada, según afirmaron los senadores Miguel Barbosa y Raúl Morón.

En la mañana de este viernes, la senadora Dolores Padierna invitó a los legisladores que votaron a favor de Morón que podrán reintegrarse al grupo “con todas sus prerrogativas, con todos sus cargos, no va a cambiar nada, va a mejorar todo” y afirmó que tanto Morón como Barbosa renunciarán al PRD el próximo lunes.

Esta afirmación fue desmentida tanto pro Raúl Morón como por Barbosa. “Yo creo que se está imaginando cosas”, afirmó Morón, quien reiteró que seguirá al frente del grupo de 12 senadores que votaron por él, mientras que Barbosa subrayó que “yo no me voy a ir del partido hasta no ser reivindicado de mis derechos”.

Barbosa, quien fue removido de la coordinación por el CEN del PRD tras declarar su apoyo público a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, reiteró que “la elección de Dolores Padierna tiene vicios” porque no se reunieron los requisitos de tener los dos tercios de una bancada de 13 senadores, es decir, 8.6 que deberían ser 9 senadores.

Por su parte, Padierna afirmó que la elección de Morones no fue basada en la legalidad ni en la ley orgánica ni en el reglamento del Senado ni del Grupo Parlamentario. “Levantaron un acta de firmas, nunca hubo una asamblea, no fue convocada la Comisión Electoral, de tal manera que eso es inválido. Yo cubrí todos los requisitos legales para que no tuviera duda el Senado de reconocimiento de mi firma”, argumentó la legisladora.

Padierna aclaró que su elección se realizó el 23 de marzo porque la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política del Senado les dieron de plazo hasta este viernes 24.

“Estuve esperando a que lográramos un amplio acuerdo, yo no me aferraba a ningún cargo, podía seguir siendo yo la vicecoordinadora general. No estuvieron de acuerdo, el senador Morón, de manera que no hubo un acuerdo qué consensar”, explicó Padierna.
Por su parte, tanto Morón como Barbosa reiteraron que la reincorporación de Alejandra Barrales, líder nacional del PRD, al Senado viola los Estatutos vigentes del partido.

Barrales “está en su derecho de regresar, pero debe renunciar o debe pedir licencia a la dirigencia nacional del PRD. Eso está documentado, viola el artículo 11”, afirmó Morón.

Barbosa recordó que la prohibición de ser dirigente y legislador al mismo tiempo se estableció en septiembre de 2015. “A mí me aplicaron retroactivamente lo que a ella no”, subrayó.