Reportaje original publicado en Proceso

De la mano de David Korenfeld Federman, amigo y colaborador cercano del presidente Enrique Peña Nieto desde la gubernatura del Estado de México, una red de empresas que originalmente se dedicaban a la seguridad privada o a la construcción de túneles se convirtieron en las grandes beneficiarias de las adjudicaciones directas de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), antes y después que el ex alcalde de Huixquilucan abandonara el cargo en abril de 2015 tras ser exhibido en las redes sociales utilizando un helicóptero oficial de la dependencia para usos personales.

Son los casos documentados de Seguritech S.A. de C.V., y de Comunicación Segura S. A. de C.V. , ambas relacionadas públicamente con su propietario Ariel Zeev Picker Schatz, a quien le fue tan bien en los tres primeros años de la administración peñista que licitó para una de las dos cadenas de televisión abierta y quedó entre los seis finalistas, junto con Olegario Vázquez Aldir y Germán Larrea. Participó a través de su filial Comunicación Segura S.A. de C.V.

Seguritech se ha convertido en un monopolio de los sistemas de seguridad pública en al menos 20 entidades del país. El Estado de México le destinó 6 mil 376 millones de pesos por adjudicación directa para instalar 10 mil cámaras de videovigilancia, en diciembre de 2013, con la administración de Eruviel Ávila. La Ciudad de México, con Miguel Angel Mancera como titular del Ejecutivo, le pagó a Seguritech 4 veces más el valor unitario de 500 mil cámaras vecinales. Por adjudicación directa, la Secretaría de Seguridad Pública le compró estas cámaras en 2 mil 318 millones de pesos, es decir, a 4 mil pesos cada cámara.

El salto más importante de Seguritech y de Comunicación Segura fue incorporarse a las licitaciones de Conagua, en los tiempos de David Korenfeld, desde su época como titular de la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM).

Expedientes en poder de Proceso, revelan que Korenfeld en diciembre de 2010 benefició a la empresa Seguritech que nunca antes había vendido ni instalado radares metereológicos en una licitación para “suministro, instalación y puesta en operación del radar metereológico Tipo Doppler” para la Dirección General de Operaciones y Atención a Emergencias de la CAEM.

Seguritech ofreció una oferta de 58.7 millones de pesos, más del doble de su otra empresa competidora Rossbach de México, que ofreció 24. 1 millones de pesos.

Ante el escándalo, la CAEM decidió cancelar la licitación porque “existió una diferencia económica considerable entre las proposiciones económicas de las empresas participantes, aún y cuando se presentaron bajo las mismas especificaciones técnicas”.

Sin embargo, tres años después, en 2013, ante el paso del huracán Manuel en Acapulco, Guerrero, Korenfeld como titular de CONAGUA contrató sin licitación alguna a Seguritech para realizar el cambio de radar metereológico en la entidad. Se desconoce el monto de esta adjudicación directa. Lo peor es que este radar no funciona correctamente.

Escándalo con el Banco Mundial

En noviembre de 2015, CONAGUA licitó 299 estaciones meteorológicas automáticas, a través del préstamo 8165-MX del Banco Mundial en el marco del Programa de Modernización del Servicio Meteorológico Nacional para una Mejor Adaptación al Cambio Climático (MoMet).

En esta licitación participaron 8 empresas, pero siete de ellas fueron descalificadas para beneficiar a Comunicación Segura S. A. de C.V., la única que no tenía experiencia previa en esta materia y presentó una propuesta económica por arriba de sus otros competidores.

Según el fallo del 30 de diciembre de 2015, cuya copia posee Proceso, ni las compañías Rossbach de México, Senermex Ingeniería y Sistemas, Siap + Micros, FTS Forest Technology Systems, Ingeniería Geofísica y Sistemas, CAE y Mdreieck y Sociedad Ibérica de Construcciones cumplieron con las especificidades técnicas.

El fallo favoreció a Comunicación Segura S.A. de C.V. que presentó una oferta de 129 millones 700 mil pesos por 299 estaciones metereológicas automáticas y 119 millones 691 mil pesos por 299 sistemas auxiliares, para dar un total de 289 millones 391 mil pesos con el IVA incluido.