A principios de febrero, varias empresas de tecnología habían presentado un escrito legal que se oponía a la primera orden ejecutiva del presidente estadounidense Donald Trump sobre la inmigración. Apple y Google fueron los primeros en responder a esta prohibición de viajar. Sin embargo, estos gigantes tecnológicos ahora se han “alejado” de la lucha legal contra la segunda versión de esta prohibición para viajar.

Microsoft, Dropbox, Netflix, Twitter, Intel y Kickstarter son algunas otras empresas que habían apoyado el escrito original, pero no firmaron el último. No obstante, un reporte de la agencia Reuters dice que, aunque las compañías mencionadas no han firmado el informe “friend of the court” aún, todavía podrían hacerlo. Por ejemplo, se informó que Uber estaba en el proceso de agregar su nombre al escrito.

Cabe señalar que Google y Apple fueron de las empresas más francas que no sólo firmaron el escrito original, sino que también habían hecho donaciones a los fondos de la crisis. El CEO de Google, Sundar Pichai, dijo que es “doloroso ver el costo personal de esta orden ejecutiva en nuestros colegas”. El cofundador Sergey Brin también fue visto en una marcha en el Aeropuerto Internacional de San Francisco. El CEO de Apple, Tim Cook, había escrito una carta a su personal, señalando que “Apple no existiría sin la inmigración”.

Reuters agregó que aunque la demanda puede haber perdido algunos grandes nombres, todavía es probable que tenga éxito, esto debido a la noticia de que un juez hawaiano ordenó durante la semana una suspensión de emergencia a la última prohibición, diciendo que causaría “daño irreparable” al violar las protecciones de la Primera Enmienda contra la discriminación religiosa. Otro juez en Maryland también bloqueó la última prohibición de viajar, que debía comenzar a medianoche del jueves. El presidente Trump ha calificado esta sentencia de “extralimitación judicial sin precedentes”.

Aunque es improbable que Apple, Google u otras empresas tecnológicas sean más favorables a la segunda prohibición de viajar, considerando que dependen mucho de los inmigrantes, ninguna de las compañías respondió a una pregunta de Reuters sobre por qué han decidido no firmar el último informe.

Vía Reuters.