La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) entregó al Senado de la República una iniciativa ciudadana para reformar los artículos 3 y 73 de la Constitución, con el respaldo de 500 mil firmas, para echar atrás la reforma educativa del 2013.

Tras una marcha que partió del Auditorio Nacional hasta el recinto del Senado, los líderes de la CNTE fueron recibidos por los senadores Luis Sánchez, del PRD, y Alejandro Encinas.

La iniciativa ciudadana propone un nuevo artículo 3 para que la educación sea “participativa, intercultural, democrática e incluyente” y un cambio radical en el artículo 73 para derogar el Servicio Profesional Docente “ya que es el fundamento de la violación a los derechos laborales de los trabajadores de la educación, su régimen de profesionalización lesiona y transgrede las conquistas laborales”.

Al frente del contingente de la CNTE estuvieron Adolfo Alejandro Gómez, de la sección 7 de Chiapas, Enrique Ibarra, de la sección 9 de la Ciudad de México, Reyes Ramos, de Guerrero, Víctor Zavala, de Michoacán, y Eloy López, de la sección 22 de Oaxaca.

El senador Luis Sánchez les explicó que el Senado se convierte en “cámara de origen” de esta iniciativa. Se remitirá al Instituto Nacional Electoral para una “revisión escrupulosa” de los requisitos que se establecen en el caso de las iniciativas ciudadanas. Después de acreditar las firmas se enviará a las comisiones dictaminadoras.

“En las comisiones se permite la participación de representantes de la iniciativa que en este caso recae en el secretario de la sección 9, el licenciado Enrique Ibarra”, abundó Sánchez.

Según el legislador perredista “con este acto, el Senado garantiza responsablemente el ejercicio del derecho constitucional de iniciar leyes que compete a los ciudadanos, en un número equivalente a cuando menos el 0.13 por ciento de la lista nominal de electores”.