Los cambios en los altos mandos de Grupo Televisa continúan. En lugar de José Bastón, quien se desempeñó como vicepresidente de Contenidos durante varios lustros, fue nombrado Gerardo López Gallo, como vicepresidente de Programación, Mercadeo e Investigación, bajo las órdenes de Isaac Lee.

Con 20 años de experiencia en el sector, López Gallo se integrará a Grupo Televisa desde el próximo 15 de marzo. Antes de su nombramiento fungió como vicepresidente de Contenidos de Discovery Networks México, que incluye varios canales de televisión de paga como Discovery Channel, Discovery Home & Health, Discovery Kids, Animal Planet, TLC e Investigation Discovery. Durante su periodo, estos canales registraron sus más altos niveles de audiencia.

Antes de este desempeño, López Gallo trabajó de 2001 a 2013 en Univision como responsable del lanzamiento y la identidad de la cadena Unimas y vicepresidente de Investigaciones, donde estuvo al frente de la estrategia para maximizar el valor de la cartera de cadenas de cable de Univision.

“La incorporación de López Gallo permitirá centralizar, bajo una misma conducción, el trabajo de nuestros equipos de programación, mercadeo e investigación, para consolidar un enfoque más analítico e integral, que nos permita detonar una mejor comprensión de lo que las audiencias quieren ver y cuándo lo quieren ver”, declaró Isaac Lee, el nuevo responsable de Programación tanto de Univision como de Televisa.

Estos cambios buscan enfrentar la caída de los ratings y mejorar la producción de contenidos tanto para Estados Unidos como para México. Grupo Televisa es proveedor de la mayor parte de contenidos de la principal cadena de televisión hispana que ha ido perdiendo el mercado ante competidores como Telemundo o la propia televisión online.

El formato y contenido de las telenovelas de Televisa, así como los programas de espectáculos han ido perdiendo audiencia tanto en México como en Estados Unidos. 
Recientemente, Grupo Televisa reportó ante la Bolsa Mexicana de Valores una abrupta disminución del 56.7 por ciento de su utilidad neta, con respecto a 2015, afectada por mayores gastos derivados del recorte de personal y del costo financiero de su endeudamiento.