Eduardo Galdón, presidente del Consorcio Altán, afirmó que a partir de abril iniciará el despliegue de la Red Compartida de Telecomunicaciones e instalarán entre 7 a 8 torres al día, para cumplir con el plazo fijado para alcanzar una cobertura de al menos el 30 por ciento del territorio nacional al 31 de marzo de 2018.

“En tiempos de muros, la Red Compartida será un anchísimo puente hacia una sociedad mejor comunicada, más productiva, abierta, innovadora y justa”, afirmó el empresario de origen español.

Durante la firma del convenio para el despliegue de la Red Compartida con el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel), el directivo del consorcio ganador afirmó que ya existen compañías interesadas en este proyecto mayorista que ha sido cuestionado por el Grupo Rivada Networks y que presentó ya un litigio en Estados Unidos.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, presente durante el evento y la conferencia de prensa, desestimó las acusaciones de Rivada y consideró que esta empresa esperó al final del proceso de licitación para cuestionarlo.

Ruiz Esparza señaló que la Red Compartida es la política pública más importante en telecomunicaciones. “Es el proyecto más grande que se realiza en este momento en el mundo y el primero en su tipo a nivel global, en un proceso que destacó por su total transparencia, equidad y legalidad”, presumió el funcionario.

Un día antes, la SCT anunció la firma del contrato de Asociación Público Privada (APP) entre Altán y Promtel. Altán ganó la licitación al quedarse como competidor único. Presentó una oferta económica y de cobertura para alcanzar al 92.2 por ciento de los mexicanos, es decir, 110 millones de personas.

La cifra de inversión es de 7 mil millones de dólares, hasta antes de la depreciación del peso frente al dólar.

El presidente del IFT, Gabriel Contreras, presente en la conferencia de prensa, presumió que México es “de los pocos países que han logrado la liberación absoluta de esta banda (de 700 Mhz) con propiedades probadas para llevar telecomunicaciones a los últimos rincones donde se opera”.