Las irregularidades denunciadas por el Consorcio Rivada en el proceso de licitación de la Red Compartida están siendo investigadas por el Organo Interno de Control (OIC) de la Secretaría de la Función Pública, adscrito a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes bajo el expediente número 2017/SCT/ DE1, informó la empresa en un comunicado de prensa.

Rivada se compromete a “presentar las pruebas que demuestren que el Consorcio Altan utilizó información privilegiada de la SCT para la elaboración de su propuesta, misma que dicha Secretaría tomó como ganadora de la licitación”.

El consorcio de capital norteamericano también informó que el Juzgado Segundo de Distrito especializado en telecomunicaciones y competencia económica le negó la suspensión definitiva, pero le concedió a Rivada el recurso para que la SCT preserve intacta la propuesta presentada en la licitación de la Red Compartida.

“Ese juzgado solicitó a la SCT la presentación de las propuestas presentadas por el Consorcio Altan dentro del mismo proceso, para efectos de revisión y comparación, como parte de los procedimientos para resolver sobre la utilización de información privilegiada por el grupo que la SCT consideró como ‘ganador del concurso’ en cuestión”, abundó Rivada.

El litigio entre Rivada y la SCT aún tiene varios escenarios pendientes. Según la SCT va a contrademandar en Estados Unidos a Consorcio Rivada por “difamación” y calumnia. Hasta ahora, la dependencia federal no ha informado sobre el avance de este contraataque jurídico.