Estambul. El grupo yihadista conocido como Estado Islámico (EI) reivindicó este lunes 2 el ataque contra una discoteca de Estambul, ocurrido el pasado domingo 1 de enero y en el que murieron 39 personas y decenas resultaron heridas, mientras la policía turca seguía buscando al autor de la matanza.

En un comunicado difundido en las redes sociales, el grupo extremista afirmó que el ataque en el club Reina, una exclusiva discoteca situada a orillas del Bósforo, había sido cometido por uno de los «soldados del califato». Entre las víctimas había numerosos extranjeros, la mayoría originarios de países árabes.

Los equipos de la policía antiterrorista de Estambul detuvieron y encerraron a ocho sospechosos de estar vinculados con el ataque, informó la agencia Dogan sin dar más precisiones.

El atentado de Año Nuevo llega en un momento en que Turquía trata de reconquistar la ciudad de Al Bab, bastión del EI en el norte de Siria, donde Ankara lleva a cabo una ofensiva contra los yihadistas. El domingo aviones turcos y rusos llevaron a cabo nuevos bombardeos contra el EI en la zona.

Vía La Jornada en línea.