“Se ha desatado una campaña en contra del contenido de los lineamientos” sobre las defensas de los derechos de las audiencias, desde los medios concesionados, periodistas, gobernadores, alcaldes, legisladores y ahora el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, destacó la Asociación Mexicana De Derecho a la Información (AMEDI) que salió en defensa con un desplegado que detalla 16 puntos a favor de estos lineamientos que deberán entrar en vigor a partir de febrero de este año.

La AMEDI subrayó que “es falso que la discriminación de cualquier índole, la humillación, la burla y escarnio hacia otro sean formas creativas y legítimas de atraer y enganchar audiencias”.

Consideró “falso que los lineamientos censuren, limiten la libertad de expresión de los medios y sus trabajadores” y que las medidas sean “desproporcionadas o imprácticos”.

“Los medios de comunicación y sus representantes están molestos porque los lineamientos aprobados por el IFT los obligan a identificar la publicidad y eso afectará su negocio. Los anunciantes y los intereses económicos y políticos de los concesionarios ya no pueden estar por encima de los derechos de las audiencias y el IFT es el responsable de regular esta defensa y sus procedimientos administrativos” advirtió el desplegado de la AMEDI, firmado por su presidente, Jorge Fernando Negrete, por los integrantes de su Consejo Directivo y los representantes de la AMEDI en Jalisco, Oaxaca y Puebla.

Entre los 16 puntos a favor de los lineamientos que expone la AMEDI están los siguientes:

1.-Las audiencias tienen derecho a la libertad de expresión y al derecho a la información que reflejen pluralismo ideológico, político, social, cultural y lingüístico y “no sólo visiones monocromáticas, maniqueas y/o discriminatorias”.

2.-Se requieren contenidos que respeten los derechos humanos, a recibir educación, que protejan el interés superior de la niñez, así como el derecho de protección a la salud y a una alimentación nutritiva y de calidad.

3.-Los lineamientos obligan a diferenciar “de manera expresa y clara” la información noticiosa de la opinión que se emite. “Lo anterior es difícil en ciertos formatos de análisis que mezclan noticias con opinión. Pero las audiencias no son especialistas en géneros periodísticos ni distinguen con claridad la editorialización del medio o conductor”, afirmó la AMEDI.

4.-Los lineamientos garantizan programación que fortalezca los valores culturales, éticos y sociales; que no discrimine y respete la dignidad de las personas, evite la apología de la violencia y estimule la creatividad y el conocimiento científico entre las audiencias infantiles.

5.- Las nuevas normas “obligan a los concesionarios a incluir elementos que permitan distinguir entre la publicidad encubierta o product placement. La televisión colocará la letra P (publicidad) e insertará un elemento acústico durante el tiempo de espacios comercializados dentro de los contenidos para reconocer la publicidad dentro de los programas”.

6.- Para diferenciar aún más los mensajes comerciales, la televisión deberá colocar durante 5 segundos la leyenda “se suspende programa e inicia corte programático que incluye publicidad”. La AMEDI considera que estas frases “no son molestas y constituyen una buena práctica general e internacional en países desarrollados donde existe regulación a favor de los derechos de las audiencias.

7.- Los concesionarios estarán obligados a contar con códigos de ética y también con la figura del Defensor de la Audiencia que reciba, documente y procese las observaciones, quejas, sugerencias, peticiones o señalamientos.

Posicionamiento en el Senado

Por segundo día consecutivo, el presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Senado, Zoé Robledo, abordó el tema de las preocupaciones y la oposición de los concesionarios, así como el pronunciamiento del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

Robledo consideró que existe “imposibilidad material” para distinguir entre noticia y opinión, así como elementos de discriminación porque los lineamientos son de “aplicación exclusiva para concesionarios nacionales”.

El senador también afirmó que “el desahogo de quejas por parte del Defensor de las Audiencias, nos parece que hay un detalle excesivo en tiempo y procedimiento pues muy riguroso, muy rígido que no se acopla al tamaño, a las posibilidades y a las características de cada medio de comunicación”.

Insistió en que se realizarán una serie de consultas antes de la entrada en vigor de los lineamientos, el próximo 16 de febrero.