Decía Ryszard Kapuscinski que para ejercer el periodismo “ante todo, hay que ser buenos seres humanos” y añadía que “las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias”, y en esta profesión eso es esencial para mantenerse y crecer.

Y al cumplir ya doce años en este oficio, el mejor oficio del mundo diría Gabriel García Márquez, reafirmo categóricamente las palabras de Kapuscinski entendiendo que el periodista debe ser “humano”… léase: sensible. Ya que la sensibilidad es la esencia pura del periodismo, algo que sólo con la práctica es posible aprender, ya que en la facultad no nos lo enseñan.

Para el real y verdadero ejercicio periodístico –quien lo ejerza–, es necesario depurar la sensibilidad, pues al salir a la calle para “buscar historias” uno debe sentir lo que sucede “en la piel del otro”, con la finalidad de transmitirle a nuestro público una noticia trascendente como si él estuviera ahí, utilizando diversas técnicas periodísticas en un reportaje, crónica, entrevista, nota, etcétera, para consignar adecuadamente y sin restricciones la noticia al final de la jornada y que se tomen decisiones a partir de ella.

No es fácil desarrollar este tacto, olfato o sentido periodístico, que además deberá estar aderezado con un alto nivel de moral y ética profesional a toda prueba ante la sociedad; ya que siendo reportero gráfico, redactor, reportero con fuente asignada, jefe de información, incluso conductor o directivo –por mencionar sólo unos cuantos ejemplos–, nunca se nos debe olvidar la esencia misma de nuestra profesión: la sensibilidad humana, porque cuando verdaderamente ejercemos este oficio no podemos volvernos cínicos o indiferentes de nuestro entorno, pues las tragedias testimoniadas nos vuelven más sensibles y vulnerables… o así debería de ser.

Asimismo, nunca debemos olvidar que el periodismo es dedicación pura, que nunca puede uno dejar el papel en la redacción. Todos los días, a todas horas siempre se está “en el ajo”, concentrado y en permanente reflexión para analizar adecuadamente los sucesos que trascienden y permean a la humanidad; que hoy podrán ser noticia y mañana serán parte de la historia esencial de la sociedad.

El ejercicio periodístico, una profesión sin cortapisas, con la que aprendemos a ser humildes, y nunca dejamos de aprender.

En lo personal, espero nunca olvidar esta esencia, con la finalidad de lograr ser un mejor periodista, y jamás utilizar el oficio para encumbrarme y utilizar cualquier medio para lograr sólo la satisfacción social. Pugnemos todos los días por un mejor periodismo, mucho más cuando somos quienes lo moldeamos.

En definitiva, el periodismo sí es el mejor oficio del mundo.

DIORAMA

Aquí las recomendaciones literarias para esta semana:

“Muerte por agujeros negros y otros dilemas cósmicos” (Crítica) de Neil DeGrasse Tyson. Heredero de la serie Cosmos que condujera Carl Sagan, Neil deGrasse Tyson es uno de los divulgadores de la ciencia más conocidos de hoy en día.

Los lectores asiduos de sus ensayos mensuales en la revista Natural History han reconocido desde hace tiempo el talento de Tyson para guiarlos a través de los misterios del cosmos con gran claridad.

Más de cuarenta de los ensayos favoritos del autor se reúnen en Muerte por agujeros negros para explorar una miríada de temas cósmicos:lo que sería estar dentro de un agujero negro; los orígenes del universo, los esfuerzos mal logrados de la industria cinematográfica por reproducir fielmente los cielos nocturnos, entre muchos más.

Tyson es un maestro natural que simplifica las complejidades de la astrofísica mientras comparte su fascinación por nuestro universo.

“Materia y discurso de fe” (Turner) de Roberto Rébora. Tras acudir a la exposición de Media Star, no tengo duda de que me deslumbró la luz que Roberto Rébora materializa en sus cuadros. Sin embargo, no hubo uno que me metiera adentro de su espacio. ¿Por qué, como en un espejo, rebotaron mis ojos hacia el mundo exterior? Porque Rébora nos muestra una forma diferente de apreciar la realidad, no por el isomorfismo, como lo pensé al principio, sino por la distorsión de la perspectiva entre las líneas repetidas a mano alzada, la combinación de colores y las secciones áureas bien delimitadas, buscando una salida del cuadro. «Esto que ves no es la realidad ―parecía decirme cada pintura―, la realidad está en otro lado. ¿Me sigues?, allá afuera…». Y es curioso que en esos cuadros no haya sombras, como en las obras de arte musulmanas, pero sí construcciones luminosas, como esos templos budistas de Kyoto y Osaka. Rébora nos dice que lo que vemos no es lo importante, pues lo importante está en otro lado, afuera de los cuadros, y que su luz y su conformación están hechas para que volteemos a ver hacia afuera, aunque quizá no nos guste mucho lo que veamos.

“Inocentes y otras” (Turner) de Dana Spiotta. Jelly sale con Jack, el campeón de los phone phreaks, algo así como el primer hacker. Y sin embargo, en algún momento acaba seduciendo telefónicamente a un montón de pesos pesados de Hollywood. No es sexo telefónico. Jelly escucha y ellos se enamoran. Y entonces les rompe el corazón. Para saber cómo y enterarse mejor de qué va todo eso de los phreaks, habrá que abrir esta novela, que habla de aquello que queremos representar y no podemos, y de las vidas que vivimos en la imaginación.

Meadow y Carrie crecieron juntas en Los Ángeles y juntas descubrieron el cine. Carrie acabó haciendo comedias aparentemente fáciles porque, para ella, subvertir el sistema parecía más posible desde dentro. Meadow prefiere los documentales de arte y ensayo.

Mucho de lo que se cuenta en Inocentes y otras de alguna manera pasó, y cualquier similitud con la realidad es intencionada. No sabemos en cambio si hubo o no amor entre el Orson Welles gordo y viejo y la joven Meadow. El genio de Spiotta como siempre cristaliza en una combinación de historia e invención. Y en esta, la que tal vez sea su mejor novela, en la forma de entretejer varios hilos narrativos con una serie de documentos que podrían ser verdad y también no.

Cuando pase todo lo que va a pasar en este libro, donde uno siempre quiere saber qué sigue, y eso ya es un milagro, quedará por ver si el otro milagro mayor, el de la amistad, está por encima de los celos, la competencia, la distancia y las visiones dispares de la vida y el arte.

“La improbabilidad del amor” (Suma de Letras) de Hannah Rothschild. Annie McDee busca en una destartalada tienda de segunda mano de Londres un regalo para su nuevo, aunque poco recomendable, amante. Escondida entre trastos apolillados, una pintura llama su atención y, tras invertir sus escasos ahorros en el regalo, Annie prepara también una deliciosa cena… aunque él nunca aparece.

Ahora tiene en casa un cuadro que empieza a acumular polvo. Y que resulta ser La improbabilidad del amor, la gran obra perdida de uno de los pintores franceses más influyentes del siglo XVIII. Este hallazgo fortuito conducirá a Annie al lado más oscuro del mundo del arte, enfrentada a gente que haría cualquier cosa por poseer la pintura. Para un oligarca ruso exiliado, una avariciosa jequesa, un subastador desesperado, un marchante sin escrúpulos y muchos otros, este cuadro simboliza sus grandes esperanzas y sus peores miedos.

En su búsqueda de la verdadera identidad de la obra, Annie desvelará algunos de los más terribles secretos de la historia de Europa. Y descubrirá que es capaz de amar de nuevo.

“Menopausia y andropausia” (Urano) del Dr. Mariano Barragán y Dr. Arturo Martínez. El propósito de este libro es concientizar a hombres y mujeres sobre dos importantísimas etapas de la vida que todos alcanzaremos eventualmente: la menopausia y la andropausia.

Se presentarán intempestiva y sorpresivamente con cambios, síntomas y situaciones que pueden alterar radicalmente nuestra forma de ser, de sentir y de vivir; afectando nuestras relaciones de pareja, con la familia y con todos los que nos rodean de forma grave y a veces desproporcionada.

Tener información clara y oportuna de lo que ocurre en estos ciclos le permitirá eliminar o atenuar sus impactos para mantener su salud emocional y física, y así, enfrentarlos de la mejor manera posible bajo el cuidado de médicos especializados en Medicina del Control de la Edad.

Menopausia y andropausia no solamente se enfoca en la parte médica y física; también aborda los efectos psicológicos y emocionales que harán completa su aproximación a la menopausia y andropausia para resolver lo que más importa: cómo tener y mantener una vida de calidad y en óptima convivencia con los seres que amamos durante este periodo de nuestras vidas.

“Dejar de fumar es facilísimo” (Urano) de Maribel Gómez. Según estudios, únicamente el 5% de los fumadores que intentan dejar de fumar por ellos mismos lo logran, debido a que tienen la suficiente fuerza de voluntad para sobrellevar la abstinencia. El resto, es comprobado que desisten en su intento, ya que no se trata únicamente de calmar la ansiedad física por falta de nicotina, que bien esos síntomas se pueden calmar tomando ansiolíticos naturales, sino que, no se logra terminar con el gran problema de raíz, que es la ansiedad mental y emocional.

Para que se entienda de una mejor manera, un fumador que se percata que se ha quedado sin su dotación de cigarros, inmediatamente entra en pánico, aun cuando no tenga el deseo de fumar, simplemente por el hecho de saber que no los tiene a la mano, le empieza a invadir sentimientos de frustración, irritabilidad e Inicia en su mente un estado de miedo. La solución inicia desde la Mente, cambiando patrones de pensamiento, es decir nuestras creencias.

No se trata únicamente de mostrarle al fumador las razones reales por las que fuma, sino enseñarle como dejar de fumar para siempre, evitando las terribles recaídas que agotan al fumador en cada intento por dejar de fumar.

Dejar de Fumar es Facilísimo con PNL y el Método del Conteo de Maribel Gómez te ayudará a delinear el atajo que te convertirá en un alegre exfumador y, al mismo tiempo, te ofrecerá técnicas y estrategias que te guiarán al éxito total y permanente en esta acertada decisión.

Contacta al autor: @plumavertical