Como en un día de campo y sin mayor problema, la ahora ex procuradora general Arely Gómez fue ratificada por 95 votos a favor y 3 en contra como nueva titular de la Secretaría de la Función Pública por el Senado de la República. Dos horas antes la también ex senadora del PRI fue avalada por unanimidad en la reunión de comisiones.

Durante su comparecencia, Arely Gómez se comprometió a “romper los cotos de poder” en la Secretaría de la Función Pública, a eliminar los “amiguismos”, a compaginar la dependencia con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, y a revisar a todos los integrantes de los Órganos Internos de Control de las distintas dependencias federales.

“No echaré a la borda 30 años de servicio por amistades. Romperé los cotos de poder”, sentenció Gómez González, al ser cuestionada por el senador Luis Humberto Fernández Fuentes, quien destacó la delicada situación a la que se enfrentará tras una secretaría cuestionada por proteger a los amigos del poder.

Incluso, en la sesión presidida por el senador del PRI, Héctor Yunes Landa, presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana, la ex procuradora general admitió que en sus distintas funciones en el Poder Judicial, en el Poder Legislativo y en la administración pública “no he invitado a mis amigos. A esos los tengo en el ámbito personal y son muy pocos”.

“La apertura gubernamental no debe ser una simulación, es un compromiso y una convicción de las instituciones del Estado”, por lo que buscará que las facultades de control, auditoría y evaluación de la gestión pública no sean entendidas como una carga burocrática.

La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert le preguntó si presentará su declaración 3 de 3 en materia patrimonial, conflictos de interés y fiscal, y cuestionó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por negar la información relativa al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. El senador Armando Ríos Pitter, del PRD, también criticó la opacidad de la SCT.

Gómez González respondió que desde que asumió la titularidad de la PGR abrió su declaración patrimonial y de conflicto de intereses. Sobre la información del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, la funcionaria admitió que la Secretaría de la Función Pública cuenta con atribuciones para vigilar contrataciones y licitaciones, por lo que “analizaré este caso y de manera transparente tomaremos las decisiones que corresponden”.

También afirmó que una prioridad de su gestión será vigilar a los titulares de los Órganos Internos de Control y que “serán removidos quienes no tengan capacidad”.

Informó que entre sus primeras tareas se reunirá con el Auditor Superior de la Federación para analizar los temas que le competen y para trabajar en colaboración con los organismos que forman parte del Sistema Nacional Anticorrupción.