El 17 de octubre comenzó sus emisiones Imagen TV, la tercera cadena nacional de televisión en México, propiedad de la poderosa familia Vázquez Raña-Aldir. La nueva televisora comercial, que emite en abierto y digital, rompe con el histórico duopolio de Televisa y TV Azteca, aunque la oferta programática es muy similar a la de sus competidores. Así, advierten varios analistas, la apertura a un nuevo jugador no redundaría en mayor pluralidad.

El Presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Gabriel Contreras, manifestó que “hay un ambiente de mucha satisfacción” por la apertura del sector televisivo y señaló que en el proceso de licitación “quisimos privilegiar la cobertura porque era un elemento explícito en la propia reforma constitucional. Pero además, algo muy importante: no podíamos imponer una carga regulatoria al entrante respecto a los incumbentes”.

Además, Contreras apuntó a la centralidad de la TV abierta, “la TV abierta sigue siendo de consumo masivo, incluso la televisión abierta se sigue viendo en la TV restringida”. En la misma dirección, el Director de Imagen TV, Olegario Vázquez Aldir señaló que “la televisión abierta es y seguirá siendo el principal medio de entretenimiento familiar, ocho de cada diez mexicanos ven televisión abierta, incluso los canales con mayor audiencia en televisión de paga son los canales de televisión abierta gracias a que su cobertura alcanza el 98% de la población. Actualmente más del 80% de la inversión en publicidad se destina a la televisión”.

De acuerdo con distintos analistas, el interés de Grupo Imagen en estar presente en el sector televisivo esconde intenciones políticas, es decir, en la utilización de la masividad del medio para incidir en la opinión pública sobre temas políticos.

Recomendamos la lectura de la nota de opinión de Gabriel Sosa Plata, reconocido periodista mexicano y Presidente de OBSERVACOM.

Vía Observacom