Con motivo del segundo aniversario de la desaparición forzada de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, la Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México publicó el día de ayer una carta abierta dirigida al Gobierno Federal Alemán y a los miembros del Parlamento Alemán. En la misiva, la Coordinación solicita a su gobierno y su parlamento que aboguen ante el Gobierno de México para que se determine el paradero de los 43 estudiantes y se aclaren las circunstancias del crimen y los responsables sean juzgados en apego a las normas del Estado de derecho.

Este caso, señala la carta, “se ha convertido en el símbolo de la crisis de desapariciones forzadas en México, cometidas desde hace años por el crimen organizado y con la participación, activa o pasivo, de servidores públicos”. En este sentido, agrega, “la investigación se ha caracterizado por diversos retrasos y por el encubrimiento de la participación de organismos del Estado”.

El organismo alemán también solicitó que se dé apoyo activo al mecanismo de seguimiento en el caso Ayotzinapa que fue recomendado por el GIEI, “para que pueda cumplir con su objetivo y que los expertos aceptados por los familiares tengan libre acceso a todas las fuentes necesarias de información”.

La Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México pidió que las recomendaciones del GIEI sean aplicadas, en especial las que se refieren a las diferencias estructurales del sistema de justicia mexicano; que la Ley General sobre Desapariciones Forzadas se corresponda con los estándares del derecho internacional; que se tomen en cuenta las propuestas de los familiares; y que se acabe la campaña de difamación en contra de las y los defensores de los derechos humanos y expertos internacionales.