Puedes leer la Primera Parte haciendo click aquí.

Telesites & América Móvil

Telesites se encuentra en una posición privilegiada para capturar el crecimiento de torres celulares. Su relación cercana con el operador móvil más grande de México es una gran ventaja sobre las otras compañías constructoras de torres celulares en el país. Se espera que Telesites capture una gran parte del mercado, no sólo por su relación con América Móvil, sino por ser una opción muy competitiva para los otros operadores móviles.

Telesites ha manifestado su intención de construir anualmente mil torres celulares durante los próximos cinco años y proyecta que su tenancy ratio (número de operadores que colocan antenas u otra infraestructura activa en las torres), se incremente de 1.1 en 2015 a 1.6 a finales del 2020. Agregar mil torres anualmente parece ambicioso, no obstante, Telesites ha rebasado estas expectativas. En el primer trimestre de 2016 construyó 364 torres celulares y la expectativa es que culmine el año con mil 700-mil 800 nuevas torres celulares. No obstante este crecimiento, América Móvil no ha manifestado sus planes de expansión de red que incluirían el número de torres celulares por utilizar.

En cuanto al objetivo de Telesites de lograr un tenancy ratio de 1.6 en 2020, diversos analistas proyectan un tenancy ratio inferior al objetivo de Telesites (entre 1.2 y 1.4) y menor al de sus pares a nivel mundial.

Es importante señalar que Telesites ha construido fuera de México 200-250 sities para América Móvil en Costa Rica como parte de un contrato por 314 sitios celulares en ese país. Este contrato manifiesta la intensión de Telesites de iniciar operaciones en todos los países de la región latinoamericana donde América Móvil tiene presencia, lo cual implicaría que Telesites podría ser el operador de torres celulares más importante de la región, desplazando de esta posición a American Tower.

En el mercado mexicano, Telesites ha firmado contratos para uso de torres celulares con AT&T así como con Telefónica a principios de 2015; sin embargo, hasta el tercer trimestre de 2015 ninguno de estos dos competidores de América Móvil estaban utilizando la infraestructura de Telesites. Es muy posible que en el transcurso de 2016 estos contratos generen ingresos para Telesites.

Para Telesites, la oportunidad en el mercado mexicano radica en varios factores. Uno de ellos es capturar el crecimiento de torres de AT&T y Telefónica en función de su gran cobertura en el mercado. Al mismo tiempo, será más ventajoso para AT&T y Telefónica utilizar la infraestructura ya existente de Telesites que esperar la construcción de nuevas torres por parte del resto de los operadores de torres. Otro elemento que puede representar preferencia en seleccionar las torres de Telesites es que tanto AT&T como Telefónica podrían ser el segundo o tercer ocupantes de las torres de Telesites, reduciendo los costos de renta para estos operadores móviles.

AT&T

Para entender un poco más el potencial del mercado de torres celulares en México es importante valorar la presencia de AT&T en el mercado, ya que sus planes de inversión representan oportunidades para todos los operadores de torres.

AT&T entró al mercado mexicano vía la adquisición de Iusacell y Nextel y está determinado a ofrecer una experiencia de usuario diferenciada en el país. Sus planes de inversión contemplan 3 mil millones de dólares hasta finales de 2018 para construir una red robusta con capacidades y servicios similares a los que ofrece en Estados Unidos. La inversión representa erogaciones anuales de mil millones de dólares, tres veces más altas que las inversiones realizadas por Telefónica en 2015.

De acuerdo con AT&T, en 2015 su cobertura de datos móviles alcanzaba 40 millones de suscriptores. A finales de 2016 espera que esta cobertura alcance 75 millones de mexicanos, casi dos terceras partes de la población. Su objetivo para 2018 es tener una cobertura para 100 millones de suscriptores. Lo anterior representa un ambicioso plan, más aún cuando esta cobertura utilizará tecnología de punta 4G-LTE. Para hacer una rápida comparación, habrá que recordar que América Móvil logró cubrir la mitad de la población con tecnología 4G-LTE a finales de 2015.

La posibilidad de que AT&T pueda desplegar la red de quinta generación en México antes que América Móvil y Telefónica, luego de ser el primer operador estadounidense en anunciar recientemente pruebas de 5G en 2017, manifiesta sin duda un mejor escenario para todo el mercado de telecomunicaciones de México, así como para el despliegue de torres celulares.

En función de lo anterior, AT&T necesitará utilizar muchas más torres celulares para lograr sus objetivos de cobertura que le permitan ofrecer más y mejores servicios y, al mismo tiempo, incrementar su participación de mercado.

Telefónica

Hasta el momento, Telefónica no ha manifestado planes de incrementar sustancialmente sus inversiones. Más aún, éstas se redujeron en 2015, lo cual significa que sus niveles de inversión actuales no son suficientes para ofrecer servicios móviles en un mercado mucho más competitivo con jugadores mejorando sus servicios e incrementando cada vez más sus niveles de inversión.

La llegada de Carlos Alberto Morales Paulín a Telefónica México sugiere que este operador móvil buscará mejorar la posición de Telefónica en México, no sólo en el segmento móvil sino en todo el espectro de telecomunicaciones. Es muy probable que Telefónica rediseñe su estrategia para obtener una mayor participación en el mercado mexicano y, sin duda, esto representará mayores inversiones, lo cual implicará una mayor demanda de torres celulares por parte de este importante jugador. La filial de Telefónica, Telxius, será beneficiada una vez que se reactiven los planes de crecimiento de Telefónica.

Conclusiones

El panorama del mercado de torres celulares luce muy positivo para los operadores de torres en función de varios factores. Uno de ellos es, sin duda, la baja penetración móvil. Al mismo tiempo, la reforma del sector ha promovido la llegada de nuevos entrantes que están generando un ambiente más competitivo que redunda en una mejora de las redes móviles existentes. La introducción de tecnologías de cuarta generación para satisfacer la creciente demanda de datos móviles también influirá en el crecimiento de torres celulares en el mercado mexicano.

En el contexto anterior habrá que revisar y adecuar el marco regulatorio que permita el crecimiento de torres celulares. Uno de estos aspectos es el tema de los permisos para instalar una torre, ya que es muy complicado obtenerlos en función de que hay que gestionar cada uno de ellos a nivel municipal, haciendo muy complicado y tortuoso el proceso.

Sin duda, el proyecto de la Red Compartida será un elemento disruptivo en el mercado de torres; sin embargo, los constantes retrasos de esta iniciativa así como una aparente falta de interés en función de una reducción de interesados en el proceso de licitación, sugieren que será más allá de 2018 cuando este proyecto realmente modifique la composición del mercado en México.

Vía Mediatelecom.