Reportaje original publicado en revista Proceso No. 2070.

En dos anuncios sorpresivos el 27 y 29 de junio pasados, el consorcio constructor Empresas ICA informó que desde el próximo 8 de julio abandonará la Bolsa de Valores de Nueva York y que el préstamo de 215 millones de dólares, otorgado semanas antes por la financiadora Fintech, del regiomontano David Martínez Guzmán, podrían darle a este personaje asociado con Alfonso de Angoitia, vicepresidente de Finanzas de Televisa, el 40 por ciento del control de la que fuera una de las constructoras más grandes de América Latina.

La trama de esta operación financiera para quedarse con la porción mayoritaria de ICA se comenzó a escribir desde septiembre del año pasado, cuando Guadalupe Phillips Margain, entonces vicepresidenta de Riesgos Corporativos y Finanzas de Televisa, llegó a la constructora para aterrizar la propuesta conjunta de su ex jefe Alfonso De Angoitia y de David Martínez para tomar el control de la compañía constructora y refinanciar la deuda de ICA, a través del despacho Verax Wealth Management, un bufete dedicado a triangular fondos en paraísos fiscales y que apareció en los documentos de #PanamáPapers (ver Proceso No. 2061).

Verax Wealth Management y su vinculación con ICA es mencionada extensamente en el documento anónimo del 20 de abril de 2016, enviado a las autoridades bursátiles y al Departamento de Justicia de Estados Unidos, para denunciar las maniobras de triangulación y presunto lavado de dinero de De Angoitia. En la copia que posee Proceso, una de las partes medulares relata lo siguiente:

“En 2010, Alfonso de Angoitia comisionó a Guadalupe Philips Margain, quien fungía como vicepresidente para Riesgo y Finanza Corporativa en Grupo Televisa, para crear una nueva sociedad llamad Verax Wealth Management, un grupo de gestión de bienes patrimoniales, para Alfonso de Angoitia y Salvi Folch (vicepresidente ejecutivo y director de Finanzas, respectivamente, de Televisa). Contrataron a José Luis Llamas, quien era codirector de Bienes y Gestión Patrimonial para América Latina en Deutsche Bank de Nueva York y miembro del Comité Ejecutivo para las Américas de la institución. Antes de eso, Llamas fungió como representante del Deutsche Bank AG México y tiene litigios pendientes. Quejosos afirman que sus inversiones en un fondo de inversión inmobiliaria fueron mal manejadas y que tanto el banco como Llamas incumplieron con sus deberes fiduciarios al tergiversar la naturaleza, los riesgos y las características asociadas con las inversiones de los quejosos en el fondo”.

Verax Wealth Management tiene subsidiarias en paraísos fiscales como las Islas Caimán (aparece como XRV Management) y en la Ciudad de México, con oficinas en Prado Sur No. 250 en la colonia Lomas de Chapultepec.

El documento denuncia que “a través de esta infraestructura de bienes patrimoniales, Alfonso de Angoitia y Salvi Folch, extendieron propuestas a David Martínez, director de Fintech Advisory Limited y Fintech Advisory Inc. para fondear operaciones en los sectores de la construcción y de la energía en México”.

“Juntos compraron deuda de ICA.MX en septiembre de 2015. También designaron a la dueña de Verax Wealth Management, Guadalupe Phillips Margain; y ella no dijo que tenía conflicto de interés ni que a través de su entidad en México y en las Islas Caimán adquirió deuda de ICA.MX a nombre de Alfonso de Angoitia y Salvi Folch, y que convertirá en acciones. Es una de las razones por las cuales ICA.MX no terminó su plan de reestructuración para nuevos inversionistas”, remató el texto.

Televisa ordenó desde mayo de este año una “investigación interna” al bufete de Nueva York, Wachtell, Lipton Rosen & Katz, para verificar lo que se señala en este texto anónimo, pero también amenazó con “ejercer todas las acciones legales a que haya lugar contra los responsables de la carta”. No entró en el detalle ni negó o validó esta operación de triangulación para comprar deuda de ICA, de la mano de David Martínez.

Verax Wealth Management también apareció en la investigación de los Panamá Papers. En su reportaje sobre “la conexión Miami”, Jorge Carrasco relató en Proceso que la mayoría de los clientes mexicanos de Mossack Fonseca y de JTC Group en Miami, Nueva York y las Islas Vírgenes Británicas son mexicanos y la mayoría certificó sus documentos a través de Verax, fundada por José Luis Llamas en octubre de 2014.

“De acuerdo con el portal Funds Society, que dedicó una nota al nacimiento del despacho en noviembre del año pasado, Verax Wealth Management es un bufete ‘orientado a clientes de Ultra High Net Wealth (UHNW)’; lo que en la jerga financiera define a los individuos cuya riqueza rebasa los 30 millones de dólares”, explicó el reportero Jorge Carrasco (ver Proceso No. 2061).

Por supuesto, en ninguno de los documentos oficiales presentados ante las autoridades bursátiles de Estados Unidos y México por ICA aparece el nombre de Verax Wealth Management y menos el vínculo con Televisa. El personaje enigmático que siempre operó en la sombra y ahora sale a la luz pública es David Martínez, el mismo personaje que desde 2011 se asoció con Televisa para vender el 50 por ciento de Grupo Iusacell, para adquirir el control de la empresa cablera Cablecom, entre otras operaciones.

(Continúa mañana)