Antes de que el pasado fin de semana el semanario Proceso publicara una entrevista con Rafael Caro Quintero, otrora líder del Cártel de Guadalajara, en 2013 el reportero J. Jesús Lemus ofreció los primeros testimonios que dio el narcotraficante desde el penal.

“A mí los periodistas me hicieron la fama más grande de la debida”, le contó el narcotraficante al periodista. Dichos testimonios fueron publicados en el libro Los Malditos, crónica negra desde Puente Grande.

“Era de pocas palabras, cualquier diálogo que se le buscaba lo concluía en forma rápida, con frases concretas, bien explicadas, opiniones certeras, conceptos muy claros. Nunca dejaba ideas sueltas, en el aire, ni expuestas a la libre interpretación. En el diálogo se notaba su firmeza de carácter, pero siempre sin confrontar”, fue el perfil que dibujó Lemus sobre el socio de Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca, señalados por las autoridades mexicanas y de Estados Unidos como responsables por el secuestro y asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena, en 1985.

Durante su estancia en el Penal de Puente Grande, Lemus conversó en varias ocasiones con el Narco de narcos, en uno de esos tantos encuentros le cuestionó sobre su relación con los medios.

-¿Usted ha dado entrevistas a periodistas dentro de la cárcel?-

-No, ni afuera-

-¿Pero me imagino que lo han buscado varios reporteros para entrevistarlo?-

-Demasiados. Ya estando en Almoloya, numerosos periodistas me hacían llegar peticiones para que les contara mi historia; muchos querían (y quieren aún) hablar conmigo. Pero yo, realmente no tengo nada que contarles. Lo que he vivido es mi vida, y esa parte es mía.-

-¿Y usted no quiere hablar con ellos?-

-No, no me interesa hablar con ninguno-

-¿No le llama la atención relatar sus vivencias desde su punto de vista, con su propia versión-

-En estos momentos no; posiblemente un día autorice o escriba algo, pero eso será después-

En 2014 el corresponsal de Proceso en Washington, Jesús J. Esquivel, publicó el libro La CIA, Camarena y Caro Quintero, una de las investigaciones más completas sobre el caso. Entre los datos que reveló fue lo relacionado a la destrucción por parte del ejército de Venezuela, de una aeronave mexicana el 4 de noviembre de 2013.

De acuerdo con las versiones, que en su momento ofreció el gobierno de Nicolás Maduro, la aeronave Hawker DH-125-400a matrícula XB-MGM, fue derribada por haber ingresado de manera ilegal en el espacio aéreo de ese país.

Uno de los testigos protegidos reveló a Esquivel que en el avión viajó Rafael Caro Quintero, junto con su familia, pese a que las versiones periodísticas indicaban que los tripulantes eran hombres relacionados con el Cártel de Sinaloa.

Un hombre identificado bajo el nombre clave “José 2”, perteneciente al programa de testigos protegidos del Gobierno de Estados Unidos informó que el capo está escondido en el monte. “A Rafa no lo bajan del monte, sólo muerto. Mientras exista la amenaza de entregarlo a los gringos, será muy difícil que lo agarren. Por muy enfermo y viejo que esté, Rafa sigue siendo bronco y él sabe moverse muy bien en el monte. Además, tiene a la gente necesaria para esconderse y defenderse».

A pesar de que Rafael Caro Quintero negó a Proceso haber orquestado el secuestro del agente de la DEA, su participación intelectual en el homicidio está presente en diversos testimonios, expedientes judiciales y documentación periodística.

Homozzaping publicó en 2013 un reportaje divido en dos partes, que detalla la participación del líder del Cártel de Guadalajara en el narcotráfico durante la década de los 80’s, y en especial sobre el homicidio de Enrique Camarena.

Las claves del Caso Camarena (Primera Parte)

Las claves del Caso Camarena (Segunda Parte)

En 2012 el cantante Gerardo Ortiz lanzó el corrido Leyenda Caro Quintero, en el que adelantaba lo que el capo confirmó a Proceso, que sí existe una relación con Ismael El Mayo Zambada y Joaquín El Chapo Guzmán.

“No miento he llorado…
soy hombre y es fuerte lo que yo he pasado…
lloro por mi gente…
a los que la muerte se los ha llevado…
y con los presentes El Mayo y su gente…
igual con El Chapo, me toman en cuenta…
y aunque estoy ausente sigue mi legado”