El pasado 18 de mayo, el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió establecer los términos y condiciones bajo los cuales, Grupo Televisa, a través de Cablevisión y Grupo Megacable, a través de Megacable, debían suprimir la Práctica Monopólica Absoluta (PMA).

La resolución obedece a la realización de conductas que tuvieron como efecto la segmentación del mercado en diversos municipios del Estado de México para la prestación de servicios empaquetados de telefonía, internet y televisión restringida (doble play y triple play), bajo la Marca YOO.

Cabe recordar que ambos agentes económicos ya habían sido sancionados por el IFT el 17 de febrero de 2014 y el 1 de diciembre de 2015, por la realización de estas conductas.

Así, el Pleno del Instituto determinó que las propuestas de mecanismos presentadas por Megacable y Grupo Televisa no eran efectivos, viables ni idóneos para suprimir eficazmente las condiciones que originaron la PMA.

Por tal motivo, el IFT estableció los términos y condiciones bajo los cuales, Grupo Televisa y Megacable debían suprimir esta práctica monopólica absoluta.