A través de cartas dirigidas a la Reina Margarita II de Dinamarca y a otros mandatarios de Alemania y Holanda, organizaciones y ciudadanos mexicanos residentes en Europa expresaron su “consternación” por la visita del mandatario Enrique Peña Nieto y de su esposa Angélica Rivera a quienes señalan como “involucrados en conflictos de intereses y posibles prácticas de corrupción”.

Los colectivos mexicanos de Berlín, Dinamarca y Holanda cuestionaron duramente la visita de Peña Nieto que inicia este fin de semana y subrayaron que de los 34 países que integran la OCDE, México ocupa el primer lugar de corrupción.

Abundaron que el reciente escándalo de los #PanamaPapers descubrió el uso de empresas offshore por parte del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, compadre de Peña Nieto y uno de los contratistas preferidos, así como los casos de Alfonso de Angoitia, vicepresidente de Televisa, y de Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, “tres empresarios muy ligados a la presidencia y a Enrique Peña Nieto”.

En Berlín, el primer punto de su visita de dos días, se preparan protestas de activistas pertenecientes a Amnistía Internacional y el Colectivo 43. Reprocharon que durante el recién lanzado Año Dual México-Alemania no se haga referencia a los problemas que afectan a México.

“En ningún momento se menciona la profunda crisis del estado de derecho y de derechos humanos en la que actualmente se encuentra el país. Desapariciones violentas, tortura y asesinatos con motivaciones políticas están a la orden del día”, advierten.

Repudio en Dinamarca

En una carta dirigida a la reina de Dinamarca, el grupo Conciencia México-Dinamarca señalan que “durante el gobierno del señor Enrique Peña Nieto ha reinado la impunidad, la violación a los derechos humanos y se nota la complicidad del gobierno mexicano con el crimen organizado”.

También señalan que en México existen “gravísimos casos de impunidad, de falta de transparencia y legalidad”, entre los que mencionan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa hace 17 meses, el caso de la “adquisición ilícita” de la Casa Blanca, la masacre de Tlatlaya, “en donde el ejército ejecutó extrajudicialmente a 22 personas”, así como “las más de 40 personas asesinadas en el pasado mes de mayo (2015) durante un operativo policiaco en Tanhuato, Michoacán”.

El colectivo Conciencia México-Dinamarca recordó también en su misiva, cuya copia tiene Homozapping, a “los más de 80 periodistas asesinados y 17 desaparecidos durante la última década”, además de las 24,812 contabilizadas como desaparecidas oficialmente hasta finales de 2014.

“Nos preocupa profundamente que Dinamarca, siendo un país democrático, que procura el respeto a los derechos humanos y que no tolera la corrupción, establezca una relación diplomática comercial con el gobierno de México, pues éste ha incumplido con su trabajo y responsabilidad e incluso ha sido señalado en los medios internacionales en los últimos meses por su falta de gobernabilidad”, subraya la misiva.

Los mexicanos residentes en Dinamarca recuerdan que los tratos comerciales con el gobierno de Peña Nieto pueden conducir al incumplimiento del acuerdo The Nordic Chamber of Mexico, establecido en 2010, con el propósito de generar más oportunidades de negocios y promover los valores empresariales.