Por Ignacio García/Pachuca

p-gruporpp-media.s3.amazonaws.com

p-gruporpp-media.s3.amazonaws.com

Luego de que se dio a conocer el escándalo de los llamados #PanamaPapers, varios directivos del futbol mundial estarían relacionados como el ex dirigente de la Unión de Federaciones Europeas (UEFA), Michel Platini, quien habría fungido como dueño de una sociedad opaca en Panamá, aunado a que también aparece el presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Gianni Infantino, quien al igual que el ex jugador francés negó tener algún tipo de inversión en dicha nación.

El ahora dirigente de la FIFA habría firmado un contrato en 2006 cuando era director de los servicios jurídicos de la UEFA de una empresa offshore en Panamá, que habría funcionado como paraíso fiscal de los directivos del organismo rector del balompié internacional, sin embargo, el propio Infantino rechazó cualquier tipo de relación y afirmó ser una persona honesta que está dispuesta a cualquier investigación.

Por su parte, Platini negó haberse apoyado en el bufet panameño Mossack Fonseca para administrar una sociedad creada en Panamá en diciembre de 2007, periodo en el que registró su domicilio fiscal.

Al respecto, las autoridades suizas anunciaron una serie de investigaciones sobre las cuentas fiscales de Platini, quien apenas el año pasado fue destituido de la UEFA por supuestos actos de corrupción en el seno de la FIFA.

Los abogados del ex futbolista francés aseguraron sentirse dispuestos a colaborar con las autoridades de la forma que sea necesaria para evitar posibles afectaciones a la imagen de Platini, quien se encuentra peleando en el Comité de Ética de la FIFA su suspensión.

Los #PanamaPapers revelaron que el delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi, habría depositado en sus cuentas bancarias cerca de cinco millones de euros en Panamá para evadir a la Hacienda de España, no obstante, el propio futbolista rechazó haber incurrido en alguna anomalía y acusó a los periodistas de intentar desprestigiar su imagen.

Asimismo, aparece el presidente del Peñarol de Uruguay, Juan Pedro Damiani, quien renunció a su cargo en la Comisión de Ética de la FIFA la semana pasada, al intentar desprestigiar su imagen como directivo, mientras que la propia federación determinó no dar a conocer más detalles sobre la separación del mandamás del conjunto charrúa.

Las autoridades suizas anunciaron una serie de investigaciones en contra de los directivos de la FIFA y ex integrantes de la institución, cuyos nombres aparecen en las filtraciones periodísticas.