impactony.com

impactony.com

Los hermanos Almodóvar figuraron como apoderados de una firma en las Islas Vírgenes británicas coincidiendo con los estrenos de Tacones Lejanos y Kika.

El despacho suizo Unifinter dio de alta en junio de 1991 a los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar como apoderados de una sociedad (Glen Valley Corporation) registrada en Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado aún hoy como paraíso fiscal por España.

Según estos registros, los hermanos Almodóvar disfrutaron de capacidad para «administrar la sociedad sin limitación alguna». Eso incluye «llevar a cabo contratos o actos de toda clase» (…) «recibir o dar dinero en préstamo, comprar productos, mercancías, valores, acciones» (…) «abrir cuentas bancarias en nombre de la sociedad en cualquier banco», «tener acceso a cada una y todas las cajas de seguridad», etcétera.

La firma se mantuvo activa desde el 22 de marzo de 1991 hasta el 11 de noviembre de 1994 y su tramitación se gestionó desde el despacho de la firma panameña Mossack Fonseca en Ginebra. Las fechas coinciden con los primeros grandes taquillazos del director manchego.

En 1988 se estrenó Mujeres al borde de un ataque de nervios, película producida por su hermano Agustín y con la que se recaudaron 7 millones de euros en España. En 1990 llegó ¡Átame!, con la que consiguió 3,1 millones. Y ya en 1991 dirigió Tacones Lejanos (5,2 millones). En 1993 se estrenó Kika, que llevó un millón de espectadores al cine y dejó tres millones de euros en taquilla. Además, los hermanos Almodóvar produjeron ese mismo año Acción Mutante de Álex de la Iglesia, que hizo más de un millón.

A partir de 1993, la sociedad empezó a recibir multas por no pagar las tasas de mantenimiento (unos 750 dólares anuales, gastos de tramitación incluidos), hasta que finalmente fue cerrada por este mismo motivo el 31 de octubre de 1994 “por no abonar la licencia anual”.

Puedes leer el texto completo de El Confidencial haciendo click aquí.