Una noche “de terror” en la costera de Acapulco reportaron decenas de ciudadanos a través de cuentas de Twitter y Facebook, desde las 22 horas del domingo 24 de abril, como resultado de un enfrentamiento entre presuntos sicarios del Cartel Independiente de Acapulco (CIDA) en contra de elementos de la gendarmería de la Policía Federal (PF).

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos en portales informativos guerrerenses y de corresponsales en el principal puerto mexicano del Pacífico, la balacera comenzó cuando cerca de 8 camionetas con 30 individuos atacaron el Hotel Alba Suites, donde se hospedan algunos elementos de la PF.

Un día antes de esta balacera, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó la detención de Freddy del Valle Burdel, alias El Burro, presunto jefe de plaza del CIDA en Acapulco. Al parecer, fue una reacción de la delincuencia organizada.

En su cuenta de Twitter, @PolicíaFedMx, la PF informó que había una “situación controlada y sin peligro para la ciudadanía”. “En Acapulco se reporta un incidente que deja como saldo un presunto delincuente abatido”.

Sin embargo, los mensajes de muchos otros visitantes o habitantes de Acapulco señalaron lo contrario.
En Facebook, una usuaria publicó lo siguiente:

“Estoy en el casino Emotion, fuertísima balacera afuera.

“El personal del casino nos hizo entrar a todos los clientes a la parte alta de las oficinas donde hay puertas blindadas. Los guardias no dicen que el casino está rodeado por federales”.

En otras cuentas de Twitter se documentó cómo habitantes y visitantes de Acapulco fueron encerrados en cines, restaurantes, centros comerciales que cerraron sus puertas ante la balacera.

Se subieron videos de los momentos de las balaceras en, al menos, 16 puntos de la costera Miguel Alemán. En todos se escuchan una fuerte ráfaga de los sicarios en contra de la PF.

El corresponsal de la revista Proceso, Ezequiel Flores, subió a su cuenta de Twitter el video donde se escucha a una mujer de la división de gendarmería pidiendo auxilio ante el tiroteo indiscriminado.

Al filo de la madrugada, el gobernador Héctor Astudillo subió un mensaje en su cuenta de Twitter:

“A las 12 de la noche, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Policía Federal reportan todo en calma. Siguen patrullajes acá”.

Muchos otros usuarios de las redes sociales destacaron que se mantiene el temor y la indefensión ante los ataques de los sicarios.

Se ignora el saldo de heridos y sólo se reportó, oficialmente, el cuerpo de un sicario abatido.

Escuelas públicas y privadas, como el Colegio Madrid, con secundaria y bachillerato lanzó el siguiente comunicado:

“Tomen precauciones, los negocios están cerrados, no hay transporte, debido a la inseguridad que se viven en estos momentos en el Puerto de Acapulco, se suspenden las clases el 25 de abril de 2016. Se valora la situación el día de mañana con las autoridades competentes para reanudar clases el día 26 de abril”.

En días pasados, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, exhortó a “hablar bien” de Acapulco porque había retornado la paz y la calma al principal destino turístico del Pacífico.

En contra de esta apreciación, el 15 de abril, Estados Unidos y Canadá emitieron alertas a sus ciudadanos para que no viajaran a Acapulco debido a las amenazas del crimen organizado.